domingo, 28 de julio de 2013

¡Maldito diente!

Ya está a punto de caramelo, en unos días podréis encontrar en librerías mi último libro: ¡Maldito diente! o un buen puñado de formas divertidas e insólitas para quitarse ese molesto diente que se mueve en la boca. Éste es un libro álbum y por tanto tiene más p/madres: limando textos estuvo, una vez más, Marisa Núñez, editora de OQO; y dando color a las palabras y sumando a las historias, Amrei Fiedler, una estupenda ilustradora alemana cuya web os animo a visitar.
Ojalá os guste y os haga pasar un buen rato.


Más información sobre este libro aquí.
Saludos

miércoles, 24 de julio de 2013

Cuentos de los hermanos Grimm para todas las edades

El otro día leí y releí (y disfruté en todo momento) un artículo publicado en la revista CLIJ en su nº254 de julio/agosto de 2013, se trata de "¿Quién le dio a Cenicienta su vestido?" escrito por Gustavo Martín Garzo, uno de los más deslumbrantes escritores (desde mi humilde opinión) a la hora de acercarse a los cuentos tradicionales. Este artículo es, en realidad, la conferencia que el pasado marzo impartió en el II CILELIJ, en Colombia. Y que, obviamente, enamoró al auditorio.
Tras leer este artículo me entraron unas grandísimas ganas de zambullirme de nuevo en los viejos buenos cuentos de los Grimm, y así lo hice, y estos días he disfrutado de Cuentos de los hermanos Grimm para todas las edades, una selección (y reescritura) anotada (y algo comparada) de cuentos de los Grimm a cargo de Philip Pullman, un escritor al que sigo (y recomiendo habitualmente). El libro está traducido por Enrique Murillo y publicado por Ediciones B en su sello B de Blok.


Esta selección de cincuenta cuentos combina textos bastante conocidos con algunos menos populares pero, todos ellos, son fantásticos cuentos con versiones estupendas. Merece la pena acercarse a las versiones de "Cenicienta", por ejemplo, o a los textos insólitos como "La pastora de ocas" o "Hans-medio-erizo". Algunos cuentos maravillosos casi son arquetipos, como "Los tres pelos del diablo". Y también hay algunas rarezas jugosas como los cuentos de fantasmas.
En verdad ha sido una lectura muy muy feliz. Las notas posteriores a cada cuento (el lugar en el ATU, sus correlaciones con cuentos de otras colecciones famosas y, sobre todo, los comentarios de Philip Pullman) le suman valor a la selección y variantes elegidas.
No solo lo he disfrutado yo, todos los días leo en voz alta dos o tres de estos maravillosos cuentos en casa y mi mujer y mis hijos están muuuuyyyyy enganchados. No hay nada como los buenos viejos cuentos. No hay nada como una buena colección para acercárnoslos.
Recomiendo este libro a todos los que disfrutan de los cuentos tradicionales, y especialmente a quienes andan siempre buscando buenos textos para contar: este es, para ellos, un libro imprescindible.
Saludos

jueves, 18 de julio de 2013

El hombre que abrazaba a los árboles

Ayer disfruté de nuevo de un libro de Ignacio Sanz, un escritor, folclorista, narrador y amigo (entre otras muchas cosas) del que tengo ficha en mi web pues es uno de los pioneros de este oficio redivivo de contar en España y, pronto, contará con otra ficha entre mis autores favoritos, pues lo es.
Acabo de terminar de leer El hombre que abrazaba a los árboles, escrito por Ignacio, con ilustraciones de Ester García y publicado por Edelvives. Este libro fue merecedor del XXIV Premio Ala Delta.


El libro, narrado por una niña llamada Felicidad, nos cuenta las historias y momentos vividos con Marcial, un viejo leñador con las alforjas llenas de buenas historias.
Este libro hermoso huele a pino, a tierra, a nieve y aventuras. Sus personajes son entrañables, especialmente Marcial, y, como en muchos otros libros de este autor, la ficción desborda los márgenes de las páginas: se nota que Ignacio Sanz es un narrador con mucho oficio. Ocurre además que está escrito con un estilo nada ruidoso, ágil y muy limpio, que permite que la(s) historia(s) brille(n) con su propia luz.
Marcial es un narrador fantástico, y como todos los narradores, es memoria. Me ha interesado especialmente el final (algo triste) del libro pero que toca este asunto tan relevante para quienes, como yo, nos dedicamos a contar cuentos.
Una pequeña cita para el oficio: "Para un artista son fundamentales los años y el entrenamiento." (p. 28).
Un libro muy cercano, una lectura estupenda.
Saludos

martes, 16 de julio de 2013

Loba

Mientras dedico los días a la familia a y escribir, encuentro algunos huecos (y horas robadas al sueño) para leer algo, aquí va la nota a mi última lectura: Loba, una novelota LIJ escrita por Verónica Murguía publicada por SM y ganadora del premio Gran Angular 2013.


La novela nos cuenta la historia de tres reinos, Alosna, Moriana y Tarkán, con difíciles relaciones entre ellos que tienen, además, actitudes muy distintas ante la magia: Tarkán la acepta aunque le resulta incomprensible, Moriana la niega y lucha contra todo lo que sea mágico y Alosna la acepta, estudia, comprende y vive intensamente. Sin embargo algo va a desequilibrar las complejas relaciones que existen entre estos tres países: el despertar del dragón se convierte en un viaje tras el que nada va a ser igual para ninguno de los habitantes de estos tres territorios, y especialmente para los protagonistas de la novela, sobre todo para Loba, la virgen feroz.
La novela está escrita con un ritmo demorado y con una voluntad de adentrarse en el espesor de los hechos: lo que cada suceso significa y cómo altera las vidas de sus protagonistas. Esto me ha interesado mucho porque otras novelas de ficción fantástica se convierten en una sucesión de acciones que apenas interpelan con los personajes planos, sin embargo aquí todo ocurre e imprime su huella en el alma de los protagonistas. Y a pesar de esta voluntad la acción no es lenta, sino que avanza vehemente, inexorable, hacia su propio destino: porque los cambios en los personajes también suman a esta acción.
Me ha interesado mucho el libro y sobre todo he disfrutado de algunos momentos de su trama. También me ha interesado la recuperación de ese unicornio brutal y salvaje. Ah, por cierto, a pesar de que hay un dragón y un unicornio se le quita a uno de la vista en seguida el recuerdo de Memorias de Idhún.
Quizás, por ponerle algún pero, el desenlace me ha parecido algo abrupto y un pelín artificioso. Pero eso no ha impedido que haya leído hasta la última página con entusiasmo.
Una buena lectura para estos días de verano.
Saludos

sábado, 13 de julio de 2013

El naranjo que se murió de tristeza

Llevaba unos días sin lecturas LIJ así que después del atracón de buenos y gozosos libros he buscado entre mis libros pendientes alguno de esta guisa y me he topado con uno que tenía muchas ganas de leer, se trata de El naranjo que se murió de tristeza, de Mónica Rodríguez, publicado en Edelvives.


El librito nos cuenta la historia de la tata Josefa, la tía abuela de Alicia y, al mismo tiempo, la historia de la propia Alicia. Dos historias que tienen en común la pérdida y la tristeza y que convergen en un viejo naranjo.
Me ha interesado la manera como está organizado el libro con las dos historias entreveradas, y sobre todo el valor de la narración de Josefa como forma de ayuda para superar la pérdida de Alicia, una niña que vive en esos momentos la separación de sus padres.
Me han gustado los personajes (inolvidable el tío Abelardo cantando y silbando mientras barría, la niña Lucrecia, la pequeña Josefa...), me ha gustado el estilo limpio y contenido como está escrito el libro, me ha gustado lo que cuenta (muy interesante de verdad los momentos de posguerra) y cómo lo cuenta, y sobre todo me ha gustado la resolución y cómo trata el tema de la tristeza.
Un libro muy interesante. Mi primera lectura de esta autora de la que espero leer pronto más títulos. Os animo a que os asoméis a sus páginas.
Saludos

viernes, 12 de julio de 2013

París no se acaba nunca

Acabo de terminar de leer y disfrutar (mucho mucho) el libro París no se acaba nunca, de Enrique Vila-Matas, publicado en edición de bolsillo por Anagrama. Hace poco tiempo que volví a engancharme a este autor maravilloso (con Aire de Dylan) que tenía algo olvidado; son muchos los lectores que le siguen con pasión (Samuel, Fernando, Ángel...) y que me han hablado de él y me han recomendado este libro. Voy a seguir disfrutando de lecturas suyas, en verdad es ya uno de mis autores favoritos.


Este libro nos cuenta los años vividos en París cuando el joven Vila-Matas comenzaba su andadura como escritor, nos va hablando de sus dudas frente al folio en blanco, de los elementos que ha de ir manejando para articular su primera novela, y al mismo tiempo nos va contando un montón de anécdotas y situaciones interesantes y emocionantes que vivió o soñó vivir. Con este autor uno nunca sabe qué pueda ser verdad o ficción.
La novela se presenta como una conferencia impartida a lo largo de tres días y arma la trama como un conjunto de pequeños relatos, cuentos, sensaciones, anécdotas, historias... teselas todas de un hermoso, complejo y completo mosaico.
Un libro divertido y muy enganchoso. Una lectura honda y fresca que incluye muchas y muy interesantes reflexiones sobre el proceso de creación literario. Me ha encantado y me ha invitado a pensar (pensarme) en este oficio arduo de la escritura. Uno de esos libros que dan para rumiar mucho. Que llegan para quedarse. Cuando uno termina de leerlo y lo cierra siente algo de melancolía, como si las cosas que le rodearan no fueran suficiente. Es un gran gran libro que, estoy seguro, releeré.
He anotado además un montón de citas (que he ido tuiteando y colgando en féisbuc) y que me gustaría incluir en el blog, pero ya sabéis que en verano tengo restringido el uso del ordenador y no puedo extenderme demasiado.
De cualquier forma: no dejéis de acercaros a este libro, a este autor. Maravilloso. Leer este libro es, en verdad, una gran experiencia: divertida, feliz, gozosa, emocionante.
Saludos

lunes, 8 de julio de 2013

Vivir de noche

Acabo de terminar de leer un librón estupendo, se trata de Vivir de noche, escrito por Dennis Lehane, un autor que me atrapa en cada una de sus novelas (mira si no me crees aquí), la traducción es de Ramón de España. Está publicado por RBA, en su "Serie negra", donde tienen más títulos suyos que espero ir adquiriendo más pronto que tarde.


El libro nos cuenta la historia de Joe Coughlin, hijo de un jefe de policía, que acaba formando parte de los gánsters más notables en tiempos de la Ley Seca en USAmérica. El punto de partida de la historia, el momento en el que Joe y Emma Gould se conocen, es fantástico, y también el motor de toda la acción que va sucediendo a lo largo de sus páginas (y de sus años). Me encanta cómo escribe este autor, cómo ambienta sus novelas (ésta es una novela que se lee en blanco y negro), cómo se adentra en los personajes, cómo sorprende al lector, cómo encaja la trama, cómo imprime un ritmo alegre, trepidante. Me ha gustado especialmente la desdibujada frontera entre el bien y el mal, entre los buenos y los malos. Sí, uno no termina de saber qué es el bien, qué el mal, quiénes son buenos o malos. Uno no termina de tenerlo claro y de hacerse preguntas más allá del libro.
Además, entre página y página va colando algunas perlas que no puede uno dejar de saborear. Aquí os dejo una muestra:

"Le había dicho recientemente a su hijo que la vida no era más que suerte. Pero la vida, como observaba a medida que se iba haciendo mayor, también era memoria. A veces, la rememoración de instantes era mejor que esos mismos instantes." p. 154.

"No te morías para ir a un lugar mejor; el mejor lugar era este, porque no estabas muerto. El cielo no estaba en las nubes; el cielo era el aire de tus pulmones." p. 232.

Me ha encantado el libro, he disfrutado de lo lindo con su lectura. Me he quedado prendado del protagonista, de su astucia y de su forma de ver la vida. Pronto reseñaré más libros de este autor fantástico, seguro. Su lectura es garantía de momentos felices. Totalmente recomendable.
Saludos

sábado, 6 de julio de 2013

Stoner

Ayer por la mañana comencé este libro que, antes de irme a dormir, ya había terminado de leer, de devorar. Son días demorados y leer buenos libros se convierte en un placer delicioso y feliz. Os dejo aquí esta breve nota de Stoner, libro escrito por John Williams, traducido por Antonio Díez Fernández y publicado por Baile del Sol Ediciones, una editorial de la que no recuerdo haber leído nada antes y que lleva, al menos, veinte años publicando... lo que me queda todavía por leer y conocer, madre mía.


El libro nos cuenta la vida de William Stoner, un muchacho proveniente de un ámbito rural tosco y pobre que consigue llegar a la universidad y allí se enamora de la literatura, de los libros, del estudio. Abrir un libro y dejarse atrapar por sus versos, sus historias, su ficciones... cambia por completo el rumbo de su vida: Stoner acaba por ser profesor universitario. Según pasan las páginas le vamos acompañando en sus días, en sus pequeñas tragedias y sus momentos brillantes: en la tristeza de un matrimonio triste, en la ponzoña de algún compañero de departamento, en la tregua que el amor le otorga, etc.
Acaso esta historia sea una pequeña historia, una vida minúscula que transcurre entre grandes tragedias (entre las dos guerras mundiales del S. XX, la depresión de los años 20, etc.) y que, sin embargo, nos da la medida de las pequeñas vidas que suman las grandes historias. De alguna manera leyendo este libro uno piensa que la civilización se sustenta en individuos y que nuestras pequeñas victorias son victorias para todos.
Sorprende el protagonista, tan tímido, a veces dejándose llevar hacia el desastre, rindiéndose (como en su matrimonio) y otras tan firme y combativo ante las dificultades (como en la universidad). Cuestión de prioridades, supongo. Un personaje que, de alguna manera, traza su destino. Me ha encantado.
La lectura me ha atrapado desde las primeras páginas y he disfrutado en todo momento con este hermoso libro. Me ha traído a la memoria mis tiempos en el departamento de Filología de la universidad y en más de una ocasión me he encontrado sonriéndome por situaciones que me parecían familiares.
Gracias a Fernando por recomendármelo. Es, sin duda, un libro estupendo.
Saludos

jueves, 4 de julio de 2013

El vino de la soledad

A pesar de que en estos días de verano no voy a hacer notas de lectura muy exhaustivas no quiero dejar de señalar los libros hermosos que leo. Vaya aquí esta muestra. Acabo de terminar de leer El vino de la soledad, de Irène Némirovsky, traducido por José Antonio Soriano Marco y publicado por Salamandra en su colección de narrativa.


El libro nos cuenta la infancia y juventud de Elena en los años de principio del S. XX, momentos convulsos para una Europa que vivió la I Guerra Mundial, la revolución rusa y la locura de los años 20 con su debacle económica. Elena pertenece a una familia rusa, rica, que vive en el lujo y la frivolidad. Bella, la madre, preocupada por el dinero y los amantes, Boris, el padre, obsesionado por la especulación y el juego, y Max, primo de Elena y amante de su madre, conforman un entorno asfixiante en el que la niña crece amparada por Rose, su institutriz y, acaso, la única de la que recibe algo de amor.
Un libro que tiene personajes inolvidables y que invita al lector, la lectora, a acompañar a Elena en su periplo por Europa y en sus días de infancia y juventud. Una historia hermosa y dura, contada con una prosa limpia y brillante, llena de emociones. Deslumbran los diversos episodios, los momentos de infelicidad y las treguas felices, los encuentros y descubrimientos, el hallazgo del amor, el deseo de venganza. Contrasta la decadencia de los adultos de la familia y sus días con la esperanza que se abre al final de la novela para la joven protagonista, y es que sobre todo, emocionan las últimas páginas en las que vemos volar por fin a Elena, llena de fuerza, lavándose de un triste pasado con la lluvia de los Campos Elíseos.
Un libro hermoso. Una lectura maravillosa. Un disfrute completo desde la primera a la última página. Totalmente recomendable.
Saludos