lunes, 31 de marzo de 2014

Hoy en la SER

Es lunes y, como todos los lunes, fui a SER Guadalajara para hablar de libros y cuentos. A los mandos de la emisora estaba Juan Solo y allí pasamos un rato bien agradable: sin duda una estupenda manera de comenzar la semana. Pero vayamos al lío.


Para empezar traje La zapatilla roja, un libro álbum escrito por Karin GruB, ilustrado por Tobias Krejtschi y publicado por Lóguez Ediciones. Uno de esos libros que te miran directamente a los ojos y no pasan desapercibidos. Puedes leer la nota de lectura, más detallada, que hice en este mismo blog.


Traje además un segundo libro álbum, El cambalache, de Jan Ormerod y Andrew Joyner, publicado por ediciones Ekaré. Un cuento amable y divertido que a más de uno le va a resultar más que cercano. Hablo del libro con más detalle aquí.


Para continuar hablé de Genocidio, un libro informativo escrito por Jane Springer y publicado por ediciones Ekaré en su colección de guías "Punto de partida". La verdad es que quedé atrapado por su lectura y noqueado por su contenido. Si no me crees sólo tienes que echar un vistazo a la nota que escribí apenas hace un día en el blog.


Para terminar recordé un cuento tradicional bien conocido: "La cabra montesina". La versión que llevé a la emisora es la que recoge Ana Cristina Herreros en su libro Cuentos populares del Mediterráneo (del que hablé hace tiempo en la web) publicado por Siruela. ¿Y por qué traje este cuento?, pues porque pasamos la mañana del domingo en casa haciendo un pequeño vídeo del cuento. Tenéis toda la explicación y el vídeo aquí.
Dejo el audio de mi paso hoy por el programa. Se nota que lo pasamos bien, eh.


Feliz semana de cuento.
Saludos

domingo, 30 de marzo de 2014

Nuevos cuentos tuit ilustrados

No dejan de llegarme alegrías de la mano de los cuentos tuit. Hace unos días enlacé en este mismo blog dos tandas de cuentos tuit ilustrados por participantes de un curso que estaba impartiendo Mariona Cabassa en Barcelona (podéis ver esos y más cuentos tuit ilustrados en este enlace). Hoy tengo el placer de compartir con vosotros y vosotras cuatro nuevas fantásticas ilustraciones a partir de textos breves míos. En esta ocasión la ilustradora es Júlia Solans, podéis ver su trabajo en su web.
Como sabéis todos los días escribo y envío un cuento tuit (#CuentoPB) a través de mi cuenta en tuíter: @pep_bruno.
Hoy no incluyo los textos pues están en la ilustración (haz clic sobre las imágenes para verlas más grandes y leer los textos mejor).





Espero que os hayan gustado tanto como a mí.
Saludos

Seguir este blog en tu móvil

Gracias a la nueva APP/APK gratuita de AEDA (la asociación de profesionales de la narración oral en España a la que pertenezco) tenéis la posibilidad de estar al día en muchas cuestiones relativas a la narración oral en vuestros dispositivos móviles (tabletas y smartphones); y también tenéis la opción de seguir algunos blogs de cuentistas, entre ellos este mismo, ¿cómo?, es muy sencillo: en el menú inicial, en el epígrafe blogs, sólo tenéis que seleccionar el blog "Pep Bruno. Por los caminos de la tierra oral". Tenéis además la posibilidad de elegir (y seguir) otros blogs de compañeros de oficio, o de Palabras del Candil o, incluso, las actualizaciones de mi web (que son apenas dos al mes).


Tenéis toda la información sobre la APP/APK en este enlace. Ojalá os resulte de interés.
Saludos

El cambalache

He disfrutado estos días de un libro álbum estupendo titulado El cambalache, de Jan Ormerod y Andrew Joyner, traducido por María Francisca Mayobre y publicado, con el esmero que es habitual, por la editorial Ekaré.


En una ciudad habitada por animales antropomorfos y humanizados (y habitada también por, al menos, una persona: os invito a buscarla entre las ilustraciones) nos encontramos con ese deseo (un deseo fugaz, bromeando, como humorada o amenaza...) que muchos padres y hermanos hemos tenido en alguna ocasión: una tienda de bebés en la que uno puede cambiar ese niño que le ha tocado en suerte. Es posible que en algún momento de la crianza (como padres) o del crecimiento (como hermanos) y por alguna razón (celos, pesadez, cansancio, lloros...) hemos suspirado por esa improbable tienda donde la devolución o el cambio de niños es posible; a mí, desde luego, me ha venido alguna vez a la cabeza (pero tan rápido como vino se fue, eh).
En este álbum la protagonista, Carolina Cocodrilo, va a poder hacer realidad su anhelo y podrá llevar a su hermano a una tienda para que se lo cambien por otro ¿irá todo tan bien como imagina?
Un libro álbum hermoso, divertido y con un final estupendo (¡oh, ese momento cuando llega la madre con el sombrero nuevo!). Seguro que vais a pasar un rato estupendo leyéndolo, compartiéndolo.
Una lectura deliciosa.
Saludos

jueves, 27 de marzo de 2014

Curso sobre repertorio en Sevilla

El 5 y 6 de abril estaré en Sevilla para impartir de nuevo el curso sobre repertorio. Estoy muy agradecido a Alicia y a Colombre por su interés y empeño para que este curso tan específico (es para narradores orales) vuelva a realizarse, como ya sucedió en Ezcaray (gracias Carles) y en Valencia (gracias Almudena).
Tenéis toda la información sobre los contenidos del curso de repertorio aquí, y sobre su realización en Sevilla en el cartel de aquí debajo.


Saludos

martes, 25 de marzo de 2014

Cuentos contados en bibliotecas

Hace unos meses estuve en Albelda y Alcampell trabajando con sus bibliotecas en la preparación de cuentos contados para el mes de diciembre, se trataba de una especie de calendario de adviento en el que, cada día, se contaba un cuento. Para ello había un nutrido grupo de voluntarias que querían contar cuentos y tenían dudas sobre dónde buscarlos y cómo prepararlos.
La experiencia salió muy bien y hace un par de semanas la gente de Albelda volvió a contactar conmigo porque querían poner en marcha una nueva propuesta de cuentos contados: los cuentos con chocolate (de esto ya os he hablado con más detalle aquí); antes querían contrastar conmigo los textos seleccionados y cómo los habían preparado, pero tengo la agenda algo loca y no había forma de cuadrar un viaje hasta Albelda, así que decidimos utilizar la vídeo-conferencia. Ya he probado en otras ocasiones este recurso (en algunas entrevistas con alumnos que han leído libros míos, y también probando cuentos nuevos de Begoña) y, si la conexión funciona, sirve.
Aquí os dejo algunas fotos con el primer grupo de voluntarias (tenemos previstas un par de sesiones más).




La tecnología al servicio de la palabra dicha ;-))
Saludos

lunes, 24 de marzo de 2014

Más cuentos tuit ilustrados

Acabo de recibir esta nueva tanda de ilustraciones inspiradas en algunos de mis cuentos tuit (tenéis aquí más ejemplos), en esta ocasión son de Juan José Fernández, otro de los participantes en el curso de ilustración que está impartiendo Mariona Cabassa en Barcelona estas últimas semanas.
Todos los días escribo y envío cuento tuit (#CuentoPB) a través de mi cuenta de tuíter (@pep_bruno), un trabajo que requiere mucha constancia y que, como podéis ver en esta entrada, también me da muchas alegrías :-))
Aquí van textos e ilustraciones.

"La princesa se enamoró de un guisante y lo escondió bajo la cama. Su madre lo vio y pidió explicaciones. Ella le contó un cuento."



"Las lluvias torrenciales deshicieron las montañas como azucarillos. Años después seguían viniendo montañeros a imaginar la escalada."



"Fue un sonido muy sutil, casi inaudible. Y luego era de noche."



"Se saltó el semáforo. Tampoco estaba tan alto, dijo uno de los testigos."


Podéis seguir al ilustrador, Juan José Fernández, en su página web y en su féisbuc
Saludos

Fenómenos de circo

En estos días he estado leyendo un estupendo libro de Ana María Shua titulado Fenómenos de circo, una colección de algo más de 150 cuentos breves, relatos juguetones y textos informativos (biografías de personas reales que aparecen en el libro) publicado por Páginas de espuma.


Me gusta mucho la ficción breve, especialmente los microcuentos. Y me gusta mucho Ana María Shua, maestra del género. Así que el libro me tenía ya ganado antes casi de empezar a leerlo. Sin embargo las expectativas han sido superadas. He disfrutado mucho de este insólito libro en el que, como ocurre en la carpa del circo, realidad y ficción se dan la mano y lo imposible, de pronto, es posible. Ocurre además que el juego, el humor, lo insólito, la exploración lúdica de las posibilidades del texto (y del circo y de los días) lo atraviesan de la primera a la última página.
Tiene este libro además un interesante sentido unitario (sí, obviamente alrededor del circo) que hace que cada cuento sea como una tesela y la suma de todos además de conformar un libro dibuja un mosaico que, ojo, trasciende al propio circo y nos da una imagen de los días. Es por lo tanto este libro un triple salto mortal que aterriza en lo cotidiano y nos lleva de la mano por la cuerda floja de los días. Y aunque en sus pistas nos encontremos con animales insólitos y fenómenos de circo (personas extraordinarias o imposibles) vemos también cómo se desdibujan los márgenes de lo normal y descubrimos que también en lo cotidiano, en la vida, cabría ser vistos como fenómenos de circo.
Y en medio de esta algarabía, de este desfile chispeante, nos encontramos a la autora cual ecuyere que hiciera saltos mortales en la grupa de un caballo al galope: incansable en sus propuestas, juegos literarios, sugerencias, sorpresas, risas... y sobre todo en la ruptura de los límites: apresando al mismísimo Houdini, o atravesando las páginas del libro, o contando verdades como mentiras y mentiras como verdades. Qué gran malabarista es Ana María Shua, qué delicia entrar en este circo y no dejar de asombrarse con cada uno de sus textos. Qué regalo.
Una lectura maravillosa que os recomiendo.
Saludos

PD: Hace unos días hablé de este libro en la SER, aquí la recomendación y el audio.

domingo, 23 de marzo de 2014

Cuentos tuit ilustrados

Como algunos de vosotros ya sabréis publico todos los días un cuento tuit (#CuentoPB) en mi cuenta de tuíter (@pep_bruno). A veces me llegan ilustraciones de esos cuentos tuit porque, por alguna razón, han inspirado a algunos de los ilustradores que los reciben (podéis ver aquí algunos ejemplos). Sin embargo en esta ocasión el motivo es distinto: hace unas semanas Mariona Cabassa me pidió algunos de esos textos para utilizarlos en unas clases de ilustración que estaba impartiendo y hoy me ha escrito Olga Molina, una de las participantes del curso, para enviarme tres ilustraciones de sendos cuentos tuit.
Aquí tenéis los textos y las hermosísimas ilustraciones, espero que os gusten:


"No está nevando: son mariposas, blancas, de nieve. Se posan en tus cabellos y liban de ti. Se deshacen del gusto."



"Era un vino tan bueno que daba pena terminarlo y también dejarlo. Sin saber qué hacer manoseaba la copa vacía mirando a la botella."



"Cada vez que el hombre parpadeaba, el perro ladraba. Al principio resultaba divertido, pero muy al principio. Lo peor eran las noches."


Tenéis más información sobre Olga Molina en su web y también en su página en féisbuc.
Saludos

Genocidio

Acabo de leer (más bien devorar) el libro Genocidio, de Jane Springer, traducido por Gabriel Rodríguez y publicado por la editorial Ekaré. Este libro forma parte de su colección de guías "Punto de partida", una serie de libros informativos de temas de gran interés.


No soy lector habitual de libros informativos (soy más bien un adicto a la ficción), pero hay días en los que a uno le apetece variar un poco el menú de lectura y se adentra por sendas poco transitadas (algún ensayo, algún libro histórico, algún libro informativo...). Eso es lo que me pasó ayer sábado, curioseando entre los estantes buscaba una lectura distinta y me topé con Genocidio, un título de Ekaré de su colección "Punto de partida"; abrí el libro y, cuando me di cuenta, estaba sentado leyendo completamente enganchado y no pude dejar de hacerlo hasta la última página.
El libro (tal como afirma su título y el nombre de la colección) da completa información sobre el genocidio y pretende ser un punto de partida para seguir investigando y, sobre todo, reflexionando sobre esa cuestión. En sus siete capítulos se hace un recorrido histórico sobre la violencia de masas; sobre el nacimiento del concepto genocidio y del compromiso asumido por la ONU para su persecución (con todas las dificultades que eso entraña); y sobre el genocidio en nuestros días: situación, teorías, prevención, reacción ante el genocidio...
La verdad es que la información que aporta es muy completa y está muy bien organizada y explicada (está escrito con un estilo ágil y directo). El libro se lee rápido, pero se digiere lento: los resaltados y los ejemplos detallados de las situaciones de injusticia y horror que todavía se dan en nuestros días no pasan desapercibidos. Al cerrar el libro siente uno que debe arremangarse la camisa y ponerse manos a la obra a ver si hay alguna manera de arreglar de una vez por todas este mundo y hacer de él un lugar habitable en el que las personas sean la medida de sus días y los Derechos Humanos los que inspiren cualquier acción, cualquier proyecto.
Una lectura que produce conmoción y se queda pegada a la piel.
Un libro totalmente recomendable.
Saludos

viernes, 21 de marzo de 2014

La zapatilla roja

Acabo de terminar de releer un extraordinario libro álbum titulado La zapatilla roja escrito por Karin GruB e ilustrado por Tobias Krejtschi, traducido por L. Rodríguez López y publicado por la editorial Lóguez.


Se topa uno a veces con libros como éste que te miran directo a los ojos y te muestran la cara de los días en muchos lugares del mundo: días tiznados de tonos grises y negros en los que vemos una zapatilla roja como sangre vertida (o como recuerdo de otro mundo donde un niño juega al baloncesto). Días en los que el color apenas llega de lo imaginado porque la realidad, brutal, bestial, deshumanizada, llena de sombras los minutos.
El trabajo de un periodista que ha de cubrir una noticia terrible sirve de excusa a los autores de este libro álbum para mostrarnos el contraste tremendo de los distintos mundos que habitan este mundo: y sobre todo para mostrar las distintas vidas de los niños (inocentes ante el orden de las cosas) de estos días.
Poner delante de nosotros esta situación es una invitación a las preguntas. Quizás no tenemos respuestas porque somos adultos y ya estamos rendidos (impactante el inicio y el final, idéntico, en las guardas) y nos limitamos a fumar y dejar pasar los días intentando que no nos toquen. Pero tal vez el poder de la imaginación, el poder de los niños (y su futuro aún intocado) sea suficiente para dar color a este mundo incomprensiblemente injusto. ¿Cómo nos recordarán las futuras generaciones?, acaso cómo un tiempo en el que había conocimientos y recursos suficientes para que todos los habitantes del planeta viviéramos mejor y, sin embargo, donde proliferaban las injusticias y el dolor.
Un libro que no deja de llamar a otros libros (imposible no pensar en Rosa Blanca, del maestro Roberto Inocenti, también en Lóguez; o en El principio de la admirada y querida Paula Carballeira, en Kalandraka) o a otras películas (enseguida entenderán por qué uno piensa en La lista de Schlinder, especialmente en una escena con una niña y su abrigo rojo). Y también un libro que cuenta mucho en lo que no muestra, en lo que calla: como en las tragedias clásicas donde lo violento y descarnado no se veía, así ocurre con la visión de esa zapatilla huérfana, de ese silencio cubierto por una manta.
Emociona este libro descarnado. Golpea fuerte. Invita a no quedarse quieto en el sillón.
Una lectura totalmente recomendable. Un libro álbum valiente, necesario. Inolvidable.
Saludos

Muchos dientessss

Ayer recibí esta foto a través de la cuenta de tuíter (@pep_bruno), me la mandaron los amigos del CRA Orba (@craorba), me contaban que este grupo de niños y niñas de Muel (tan bonicos, míralos) habían leído cada  día un método de ¡Maldito diente! y que se lo habían pasado muy bien y por eso me mandaban esta preciosa foto llena de sonrisas (y dientes).


Estas cosas es que le alegran a uno los días.
Muchas gracias. Y muchos besos.
Saludos

jueves, 20 de marzo de 2014

Día Mundial de la Narración Oral

Amigos, amigas, hoy 20 de marzo los narradores orales, cuentistas, contadores de historias... celebramos el Día Mundial de la Narración Oral, una reivindicación de la palabra dicha; pero también una fiesta para el público y para quienes programan sesiones de cuentos, pues en verdad, público y programadores son también protagonistas imprescindibles de esto que sucede cuando un grupo de personas se reúne para habitar la tierra oral.
Feliz 20M y larga vida al cuento contado.

Ilustración de Mats Rehnman

Saludos

miércoles, 19 de marzo de 2014

La mano sin cuerpo (y II)

Aquí llega la crónica de los pases nuevos de "La mano sin cuerpo", espectáculo de narración oral para secundaria que vengo estrenando entre ayer y hoy y que forma parte de "la materia de Selas". Ayer hablé ya algo de todo este asunto (mira aquí) y conté lo que funcionó bien y también las dificultades que encontré en los dos primeros pases. Ocupé la tarde haciendo cambios estructurales, revisando todos los elementos de la trama, y hoy he vuelto a contar, reajustada, la sesión. Antes de explicar qué hice y cómo ha resultado voy a contaros en qué consiste este proyecto de "la materia de Selas".

LA MATERIA DE SELAS

La idea es sencilla: organizar tres o cuatro sesiones (las cuento en secundaria pero bien valdrían para jóvenes y adultos) que transcurren en un mismo territorio de ficción, compartiendo espacios y personajes, llegando incluso a interactuar unas sesiones con otras: preguntas que quedaron abiertas en una sesión quedan respondidas en otras, personajes e historias trabadas, lugares "reconocibles" porque hemos visitado en otras sesiones, etc.
De momento tengo unas tres horas y media de sesiones de Selas: "La casa del forestal", "El origen de la historia de la casa del forestal" (es una continuación a la primera y la cuento en contadas ocasiones porque ¡nunca hay tiempo! pues hay que contarlas seguidas), "La Cándida y el molino viejo" y "La mano sin cuerpo". Cada sesión la he creado de una manera distinta: la primera estirando una breve idea, dejando que poco a poco fuera creciendo oralmente, e incorporando una especie de paseo previo por los diversos espacios de la ficticia Selas; la segunda -el origen de la primera- jugando a improvisar explicaciones hasta que encontré una que encajaba y podía tener estructura de cuento; la tercera armando una estructura con mucho tiempo y todo cuidadosamente organizado, llegando incluso a escribir la sesión (cosa rarísima en mí); la cuarta (la que acabo de estrenar), elaborando durante meses una estructura a partir de un par de ideas que acabaron encajando (el elixir de amor y la mano sin cuerpo) pero sin fijar su texto. En este último caso (en el que me encuentro embarcado) lo que busco es tener una estructura bien trabada pero dejar mucho aire para que la sesión pueda ir desarrollándose de forma oral desde el principio, acomodándose.

LA MANO SIN CUERPO

Esta manera de trabajar puede plantear algún problema (como se vio ayer en el enlace que comparto más arriba), es por eso que evaluadas las dificultades del segundo pase de ayer por la mañana, decidí hacer lo siguiente:
  • Incrementar la tensión narrativa de la historia. Para ello fijé la trama central y la desbrocé de otras puertas y pasillos secundarios que podían resultar atractivos para el narrador pero hacían flojear la trama: haciendo desaparecer personajes y módulos/bloques enteros. En este sentido recorté la historia y me ceñí al hilo principal, lo que significó que la propuesta quedó más corta que ayer. Además cambié completamente el principio reorganizando el punto de partida, afectando también al final, y buscando otro aspecto relevante:
  • Dar oscuridad a la trama. Ayer vi que en el segundo pase había perdido fuerza el elemento de suspense, tan importante en estas sesiones (en las cuatro de Selas). La razón por la que esto ocurrió fue tal vez porque crecieron oralmente otros elementos menos relevantes en este sentido. Por eso decidí cambiar el principio y dar mayor presencia a algo que antes era secundario (esa mano rascando en la madera) y que me podía servir de llamada al terminar toda la historia y cerrar de una forma muy redonda. Además, y para mantener ese tono oscuro, quité mucha humorada y dejé sólo algunos detalles, los que consideraba mejores. Ah, también quité algunas referencias eróticas (breves pinceladas) que, visto con posterioridad, hacían "ruido" y alejaban la atención de la historia (y restaban oscuridad a la trama).
  • Incorporar hallazgos relevantes. Incorporé a la trama también algunos de los hallazgos más interesantes de ayer: todo el capítulo del robo del ayuntamiento que gana, sesión a sesión, mucho protagonismo (y tiene, en verdad, fuerza) y otros puntos que han quedado "naturalmente" incorporados a la historia.
  • Embridar a la historia y a los personajes. Uno de los problemas que ocurrieron ayer fue que la historia creció pero no fueron sus partes más interesantes las que tiraron de ese crecimiento. Por eso esta mañana cuando volví a contar no permití que la exploración (oral) avanzara libremente, sólo en algunas ocasiones me permití avanzar a ciegas, el resto del tiempo me ceñí a lo que tenía previsto (dentro de ese margen razonable de movimiento que siempre permite lo oral).
  • Arropar la historia con otro cuento. Utilicé una estrategia habitual en mis sesiones abiertas (vamos, que no son espectáculos cerrados sino que permiten contar unos u otros cuentos): cuando incorporo cuentos nuevos (y saco cuentos que llevo tiempo contando) lo que hago es probar uno o dos cuentos nuevos y arroparlos con cuentos de contrastada eficacia, así el tono general de la sesión no decae aunque fallara/n el/los nuevo/s cuento/s. Y eso mismo he hecho hoy: como recorté la sesión (quedó en unos 30-35 minutos) busqué en el repertorio dormido tres o cuatro cuentos que he contado hace años a secundaria y que sé que funcionan maravillosamente. Traté que fueran de distintas duraciones (por si la sesión se alargaba o se comprimía) y que pudieran encajar con la temática de Selas (y contrastar con "La mano sin cuerpo").
Hecho todo esto y repasado un par de veces, esta mañana a primera hora me presenté en el IES Senda Galiana de nuevo para contar en cuatro ocasiones. Sólo tendré en cuenta dos de los pases (a grupos de tercero) porque los otros dos pases (a grupos de primero) fueron de la sesión de "La casa del forestal" por petición expresa de la profesora.
"La mano sin cuerpo", reajustada y tramada tal como lo he explicado más arriba, funcionó como una pieza de relojería: la tensión narrativa subió unos cuantos puntos, la atención de los dos grupos (bastante numerosos) no decayó ni un instante; hubo también momentos para el humor pero el tono predominante fue el suspense; la sesión ganó en coherencia y en verosimilitud y, lo que es más importante, con los cambios en el principio y en el final ha quedado mucho más redonda; hubo también tiempo para explorar algunas puertas nuevas, pero en general todo el texto iba bastante ceñido, no quería alargarme para que cupiera, al menos, otro cuento. 
Tras contar "La mano sin cuerpo" y otro cuento más (para completar la hora) conversé con los alumnos y profesores, y sólo había una pega: querían más :-))
"La mano sin cuerpo" dura ahora unos 35-40 minutos, es masa fresca lista para fermentar sesión a sesión: depurada, limpia, encajada y deseando ser contada. Todo un lujo para mí. Dos días de intenso trabajo (tras meses de elaboración) que han dado sus frutos. Estoy muy muy contento con el resultado, ojalá pronto podáis escuchar "La mano sin cuerpo", mi nuevo espectáculo de narración oral.
Sólo una última cosa: espero que compartir con vosotros y vosotras este proceso os haya resultado de interés.
Saludos

martes, 18 de marzo de 2014

La mano sin cuerpo (I)

Hoy he estrenado en el IES Senda Galiana, un instituto al que llevo yendo muchos años, una nueva sesión de la "materia de Selas". Si seguís este blog quizás recordéis que hace un año (exactamente) publicaba unas cuantas entradas contando cómo había ido elaborando una nueva sesión para jóvenes titulada "La Cándida y el molino viejo" (este enlace os refrescará la memoria). "La Cándida..." era la segunda sesión que sucedía en Selas, en la que espacios y personajes comunes me servían para elaborar y dar vida a nuevas sesiones.
En cuanto a la elaboración de esta tercera sesión (La mano sin cuerpo) quería, en esta ocasión, hacerla de otra manera distinta a la anterior: mucho menos trabada y fijada para que me permitiera "explorar" oralmente y dejar que ésta fuera creciendo a su sabor (cociendo en sus palabras, macerando en su aliento).
Llevo varios meses con la estructura y la idea en la cabeza, apenas he escrito un par de esquemas con los que he organizado todas las partes de la sesión y, en las últimas semanas, he tratado de ir ajustando todos los flecos. Anoche aún andaba merodeando recovecos y esta mañana me levanté temprano para un último repaso.
Trabajando de esta manera todo va más fresco pero también corres más riesgo: la sesión se puede desinflar como un suflé.
Os cuento cómo ha sido el desarrollo de la misma esta mañana.

EL ESTRENO

La primera sesión fue para un grupo de segundo. La historia funcionó bien y el grupo disfrutó. Al terminar pregunté al grupo y los comentarios fueron positivos. También para los profes.
La sesión se quedó algo corta (me faltaron diez minutos) y tuve que contar un cuentecito más. En el desarrollo de la historia aparecieron algunos hallazgos interesantes (como el robo del ayuntamiento o el enterramiento de la mano), personajes inesperados (como el practicante) y se achicaron momentos y personajes que yo creía que crecerían más (como el borrachín del pueblo). Sin embargo la sesión, aunque todavía estaba algo angulosa y torpe de avanzar, mantuvo un tono narrativo adecuado y encontró espacios también para el humor. Sin embargo no conseguí darle un tono algo más oscuro que diera un punto de miedo a algunas secuencias.

EL SEGUNDO PASE

Siempre recuerdo un comentario que me hizo Estrella Ortiz hace muchos años: la segunda es "la tonta". Cuando estrenas estás en tensión y andas con gran cautela por la historia que se va desarrollando por primera vez, ese "estar en alerta" (que resulta agotador) te sirve para no descuidar ningún detalle. Sin embargo, el segundo pase (tras el estreno) suele ser mucho peor que el primero ("la tonta"): ya sabes que la cosa funciona (o puede funcionar) y esa tensión que te mantenía alerta se afloja. Y eso mismo es lo que me sucedió hoy. El segundo pase resultó muy desdibujado, la historia avanzó con poca tensión narrativa y los hallazgos buenos del estreno quedaron apenas vistos mientras que los puntos menos interesantes (que descubrí en el primer pase) tomaron cuerpo y se hicieron fuertes en la historia restándole fuerza, dándole tibieza, opacándola. Además, y tal como ocurre según se va contando, la historia fue creciendo (en tiempo) y ya no hizo falta contar ningún cuentito al final: ocupa los cincuenta minutos previstos.

Visto lo sucedido hoy (sobre todo en el segundo pase) y tras hablarlo con un par de profesoras de confianza he pasado la tarde revisando la sesión y tratando de reordenar las distintas partes que la componen cambiando incluso algunos elementos que, inicialmente, eran clave. Con estos cambios busco mayor tensión narrativa, algo más de oscuridad en toda la trama y un humor mejor elaborado. A ver qué tal el resultado, mañana os cuento (tengo cuatro pases).
Saludos

PD: Aquí tienes el enlace directo a la continuación de esta crónica.

lunes, 17 de marzo de 2014

Hoy en la SER

Es lunes y, como todos los lunes, fui a SER Guadalajara para hablar de libros y cuentos. A los mandos de la emisora estaba el amigo Juan Solo y, como podéis escuchar en el audio, pasar este rato juntos de charla siempre es agradable.

Para comenzar hablé de un librito estupendo que ya comenté ayer: Vamos a la fiesta, de Guido van Genechten, en Edelvives. Como dije en el post, es un libro que tiene una propuesta que me parece muy interesante, muy sugerente, y un éxito seguro para los más pequeños.


Para continuar llevé a la emisora un libro de cuentos breves, una joyita de Ana María Shua titulado Fenómenos de circo, en la editorial Páginas de espuma. Tal como he dicho en el programa quiero hacer una nota de lectura bien cuidada, así que en unos días la tendréis en este mismo blog. Os adelanto de todas maneras que es un libro fantástico (como no podía ser menos siendo su autora Shua), escrito con magisterio y con un buen puñado de cuentos inolvidables; y sobre todo con un imaginario que trasciende del circo al mundo, del espectáculo a los días. Una maravilla.


Para terminar traje a la emisora un cuento popular titulado "Las monjas de San Nicodemus" publicado en 1942 por J. A. Sánchez Pérez en su Cien cuentos populares, en ed. Saeta. Merece la pena contrastar esta versión con la de Antonio Rodríguez Almodóvar en el Libro de la risa carnal (de Palabras del Candil) para ver cómo un buen cuento pierde o gana cuando se trata de amoldarlo a los estándares de lo políticamente correcto.


Aquí tenéis el audio de mi paso por el programa.


Feliz semana de cuento
Saludos

domingo, 16 de marzo de 2014

Vamos a la fiesta

El otro día hablaba en esta entrada del blog sobre libros que invitaban a observar las minuciosas ilustraciones; hay, de hecho, muchas propuestas de libro infantil para que los más pequeños puedan fijarse en los detalles de las ilustraciones. Uno de ellos es el libro que traigo hoy al blog, se trata de Vamos a la fiesta, de Guido van Genechten, publicado por Edelvives.


En Vamos a la fiesta cada lámina trae a un montón de animales similares (con pequeñas variaciones) e invita al pequeño lector a que descubra esas diferencias, pero además hay un elemento común a todas las láminas (ya sean de elefantes, pingüinos, cocodrilos...), y es que en todas ellas hay alguien "que va a la fiesta". La resolución, no por esperada, deja de ser divertida.
Que el libro está dirigido a los más pequeños ya viene definido por el mismo diseño del mismo, especialmente por la hoja dura, las esquinas redondeadas y el tamaño, ideal para niños de 1-3 años.
Hay quienes pretenden que la etiqueta "infantil" es sinónima de "de mala calidad", como si para los más pequeños "cualquier cosa vale". Sin embargo quienes nos dedicamos a contar cuentos sabemos que hay pocos públicos tan exigentes como el de la gente menuda, y desde luego tan poco dados al disimulo. Es por eso que me gustan libros como este, libros con una aparente sencillez pero que tienen una propuesta bien definida que se articula de una manera interesante, elaborada y muy cuidada.
Sin duda un libro que gustará a los pequeños.
Saludos

jueves, 13 de marzo de 2014

Cruce de caminos

Daniel Martín, creador y administrador de la web de Animalec, escribe una pequeña noticia recordando una sesión de cuentos en la que cruzamos caminos. Lo hace como regalo por mis 20 años de cuento. La verdad es que me ha emocionado leerlo, es muy amable aunque creo que exagera ;-))
No me resisto a dejarlo pasar y aquí os remito directamente a su web.


Saludos

miércoles, 12 de marzo de 2014

Entrevista en DigitalFragaTV

He pasado un par de días participando en la segunda edición del festival FragaTCuenta (tenéis más información sobre el mismo aquí) donde he contado en institutos, en un centro de mayores y también disfruté de un espectáculo de narración oral para adultos en el Samara, un bar con un estupendo rincón para la palabra dicha.
Guardo, fuera de los momentos de palabra y cuento, un buen puñado de estupendos recuerdos: reencuentros, paseos con solecito, conversaciones interesantísimas... ¡hasta el menú delicioso de la Semana Gastronómica que se celebraba esos días!
Y me traigo también esta entrevista que Jorge Larroya me hizo para DigitalFragaTV, aquí os la dejo, ojalá os resulte de interés.

Saludos

lunes, 10 de marzo de 2014

Hoy en la SER

Es lunes y, como todos los lunes, pasé por SER Guadalajara para hablar de libros y cuentos. Hoy a los mandos de la emisora estaba Juan Solo y allí pasamos un rato bien agradable al calor de las palabras y de los días que parece que trae marzo, tan volandero él y a ratos tan soleado. Pero vayamos al lío.

Para empezar hablé de una novelota de género negro que leí hace unos meses y que me encantó, se trata de Vivir de noche, de Dennis Lehane, publicado por RBA. De este autor ya he traído algún otro libro a la radio, y no es raro porque me gusta mucho: me encantan las tramas que organiza, los personajes que las ponen en funcionamiento, la prosa ágil y afinada... en suma, una lectura bien placentera de la que tenéis muchos más detalles aquí (y en el audio).


Para continuar traje un libro álbum delicioso, una novedad que acaba de publicar Edelvives, se trata de La canción del oso, escrito e ilustrado por Benjamin Chaud, un autor ilustrador que va a pasar bien pronto a mi lista de favoritos, ya veréis. Se trata de un libro verdaderamente estupendo, generoso, una fiesta para compartir en casa o en el aula. Hablo del libro con más detalle aquí (y en el audio, claro).


Para terminar conté una pequeña variante del cuento tradicional de "Garbancito", se trata de "Cominito", una versión recogida a principios del S. XX por Marciano Curiel Merchán que fue publicada en su delicioso libro Cuentos extremeños, la edición que yo tengo es de la Editora Regional de Extremadura. Merece la pena que investiguéis sobre la figura de este maestro y folclorista que se adelantó a su tiempo y que, como muchos otros profesores, sufrió los embates de una dictadura feroz. En el audio cuento algunas pinceladas, aunque tenéis algo de información en la ficha que hice sobre él para mi estudio de oralidad.


Aquí os dejo el audio de mi paso por el programa. Ojalá os resulte de interés.


Feliz semana de cuento

domingo, 9 de marzo de 2014

La utilidad de lo inútil

Hace unos días que terminé de leer un libro extraordinario, un ensayo y manifiesto titulado La utilidad de lo inútil, escrito por Nucio Ordine, traducido por Jordi Bayod Brau y publicado por la editorial Acantilado.


El libro organiza sus contenidos en varios bloques:
Una Introducción en la que se avanza la propuesta del libro y que tiene contiene decenas de reflexiones y perlas: "útil es todo aquello que nos ayuda a hacernos mejores" (p.9); "los antiguos políticios hablaban incesantemente de costumbres y de virtud; los nuestros sólo hablan de comercio y de dinero" (p.12); "Sólo el saber puede desafiar las leyes del mercado. Yo puedo poner en común con los otros mis conocimientos sin empobrecerme (...) dando vida al milagro de un proceso virtuoso en el que se enriquece, al mismo tiempo, quien da y quien recibe" (p.16); "La mirada fija en el objetivo a alcanzar [el dinero, la riqueza, la posesión] no permite ya entender la alegría de los pequeños gestos cotidianos ni descubrir la belleza que palpita en nuestras vidas" (p.16); "El hombre se empobrece cada vez más minetras cree enriquecerse" (p.21); "Entre tantas incertidumbres, con todo, una cosa es cierta: si dejamos morir lo gratuito, si renunciamos a la fuerza generadora de lo inútil, si escuchamos únicamete el mortífero canto de sirenas que nos impele a perseguir el beneficio, sólo seremos capaces de producir una colectividad enferma y sin memoria que, extraviada, acabará por perder el sentido de sí mismo y de la vida" (p.25)... No puedo seguir incluyendo citas y textos porque acabaría transcribiendo por completo este maravilloso libro.
Una primera parte: La útil inutilidad de la literatura. Esta parte organiza un montón de citas, reflexiones y referencias de filósofos, científicos, ensayistas, escritores... que el autor ha ido recogiendo a lo largo de los años y que sostienen y refuerzan el argumento del libro. Para leer y disfrutar demoradamente.
Una segunda parte: La universidad-empresa y los estudiantes-clientes. El título es da una precisa pista de lo que contiene este bloque, una vez más apuntalado con citas, reflexiones y argumentos de eruditos de diversas ramas del saber. Recuerdo bien que esto se estaba ya produciendo en los años en los que estuve como becario de investigación en la universidad, un día el Rector reunió al Departamento de Filología para decirnos que teníamos que montar (literalmente) algún tinglado que resultara beneficioso para el departamento, algo que diera dinero. Eran tiempos en los que el plan Bolonia empezaba a articularse y el sistema de alumnos-clientes estaba llegando a las universidades. Recuerdo la cara de estupor de profesores y catedráticos, las conversaciones atónitas después de aquella reunión. Pero sigamos con el libro.
Una tercera parte: Poseer mata: dignitas hominis, amor, verdad. De lo que perdemos cuando, siguiendo valores economicistas, buscamos exclusivamente la posesión de las cosas. Una parte verdaderamente deliciosa. Bueno, todo el libro lo es.
Un apéndice. Un ensayo de Abraham Flexner titulado "La utilidad de los conocimientos inútiles", que abunda en las tesis del libro.

No soy lector habitual de ensayo, y no lo soy porque, en cuanto me zambullo en la lectura, siento que he de subrayar cada frase, anotar cada párrafo, aprender cada idea... Pues si esto me pasa con cualquier libro de ensayo os podéis hacer una idea de cómo me he sentido leyendo este delicioso, deslumbrante, extraordinario librito de Nuccio Ordine con el que comulgo de la primera a la última página. Hace años que digo siempre que puedo (en cursos y charlas sobre todo) que no se pueden valorar las cosas verdaderamente importantes de la vida con parámetros mercantilistas (ni lo pequeño de nuestros días ni lo que da valor a un Estado de Bienestar como la Educación, la Sanidad, la Cultura...). Imaginaos: cada página de este libro refuerza este argumento, lo aumenta, lo desarrolla, le da tierra fértil y agua y sol y lo hace crecer hasta su máxima expresión.
Hablo de este libro en esta entrada de mi paso hace unos días por la SER (en el audio me explayo, la verdad).
Podría incluir aquí un buen puñado de citas que he subrayado y anotado, pero por no aburrir os dejo con este breve (y estupendo) reportaje sobre el libro (en el que hablan también con el autor) que hicieron en "Para todos La2".

Un libro absolutamente delicioso. Una lectura completamente recomendable. Pura maravilla.
Saludos

sábado, 8 de marzo de 2014

Algunas mujeres, todos los cuentos

Hoy, ocho de marzo, parece un buen día para recordar la íntima, vital relación de las mujeres y los cuentos contados. Ellas han sido, son, memoria viva del ingente caudal de tradición que ha llegado hasta nuestros días; pero también ellas han sido, son, palabra viva, protagonistas indiscutibles de la revitalización del arte y oficio de contar cuentos.
Hablo de todo ello en este artículo que he escrito para la web de AEDA: Algunas mujeres, todos los cuentos. Ojalá os resulte de interés.


Saludos

viernes, 7 de marzo de 2014

La canción del oso

Acabo de terminar de leer y disfrutar un estupendo libro álbum que ha publicado Edelvives, se trata de La canción del oso, escrito e ilustrado por Benjamin Chaud, cuyas ilustraciones inolvidables de la serie de títulos protagonizados por Pomelo le han garantizado un lugar de honor en las baldas más notables de la literatura infantil. La traducción es de Diego de los Santos.


La canción del oso nos cuenta las peripecias de un padre oso que busca a su hijo quien, persiguiendo a una abeja (y por tanto a una promesa de rica miel), se adentra en el bosque de la ciudad. El libro es hermoso, grande, generoso, y desde las primeras páginas es una invitación al juego demorado: a la búsqueda del osito y al descubrimiento de los infinitos detalles que cada lámina tiene. Uno puede pensar que estamos hablando de una propuesta similar a la de Martin Handford y su tan buscado Wally, pero no es el caso, o al menos yo pienso que este libro, si de libros ricos en detalles hablamos, está más cerca de las propuestas de Mitsumasa Anno y sus libros llenos de imágenes y secuencias narrativas.
Pero es que además Benjamin Chaud da una vuelta de tuerca más a la propuesta y arma una historia: la de la búsqueda de un hijo por parte de su padre entre el barullo de ilustraciones, que tiene una resolución absolutamente deliciosa y muy divertida. Permite así este libro, por un lado, enredarse en las ilustraciones (y quedarse de verdad enamorado de muchos de sus detalles), y por otro, seguir la historia de búsqueda y encuentro del oso y su hijo.
El libro me ha parecido muy interesante, me ha divertido, me ha entretenido y me ha emocionado (ay, qué resolución), en suma, me ha gustado mucho, mucho.
Totalmente recomendable
Saludos

jueves, 6 de marzo de 2014

20 momentos de estos 20 años

La web de CulturaEnGuada publicó (el pasado 6 de marzo de este 2014 en el que estoy de celebración) un artículo que escribí y en el que seleccioné veinte momentos especiales de estos veinte años abrazado al cuento.
Aquí os dejo el enlace al texto, ojalá os resulte de interés:



Saludos

El bosque encantado

Estaba buscando algunas nuevas retahílas de dedos para contar (tengo especial predilección por estos breves y hermosos textos tradicionales, mira si no me crees aquí o aquí) y me he encontrado con un interesante libro álbum escrito por Ignacio Sanz (uno de mis autores favoritos) e ilustrado por Noemí Villamuza titulado El bosque encantado, está publicado por MacMillan en su colección infantil y juvenil.


El libro es un poema (con mucho sabor tradicional) ilustrado, organizado en cuartetas de versos hexasilábicos con rimas asonantes en los versos pares (a modo de romance), mediante el cual se nombran y describen los dedos de la mano (y sus cualidades y costumbres). Tiene además una parte última en la que se recogen todos los versos y un par de páginas ilustradas a modo de mapa de las manos.
Me parece que la propuesta es muy interesante y estoy seguro de que grandes y pequeños disfrutarán con estos versos cercanos y divertidos y con las estupendas ilustraciones (una vez más) de Noemí Villamuza.
Saludos

martes, 4 de marzo de 2014

Hoy en la SER

Ayer fue lunes y, como todos los lunes, fui a SER Guadalajara para hablar de libros y cuentos; todo ello a pesar de estar metidos de lleno en el carnaval. A los mandos de la emisora estaba Dani Rodríguez y, como podéis escuchar en el audio, lo pasamos estupendamente.

Para empezar traje un maravilloso libro de Reiner Zimnik titulado Jonás el pescador y publicado por Kalandraka. Este autor está en mi galería de favoritos y allí podéis encontrar información sobre este y otros títulos.

Para continuar hablé de un ensayo que he leído en estos días, se trata de La utilidad de lo inútil, de Nuccio Ordine, publicado por Acantilado, un libro estupendo del que hablaré con más detalle en este blog: merece una entrada cuidadosa y completa.


Para terminar conté una versión de un cuento tradicional muy conocido: "El ahijado de la Muerte", en una versión muy interesante recogida en los años veinte del pasado siglo por Aurelio del Llano en Asturias: "El médico y la Muerte"; el cuento está publicado en Cuentos asturianos recogidos de la tradición oral, editorial GEA.


Aquí tenéis el audio de mi paso hoy por el programa.


Feliz semana de cuentos
Saludos