lunes, 22 de mayo de 2017

Crónica de estos días en Canarias

La pasada semana estuve en Gran Canaria contando cuentos (de miércoles a miércoles). Aquí os incluyo algunas notas y reflexiones de estos días de cuentos (de hecho así se llama el programa: Días de cuentos) en la isla, un lugar al que llevo viniendo 18 años de manera ininterrumpida, una fiesta siempre.

El jueves 11 por la mañana fui a contar al Centro Penitenciario "El Salto del Negro", aquí os dejo algunas reflexiones al hilo de esa función: "Esta mañana salí bien temprano del hotel para ir a contar al centro penitenciario de El Salto del Negro. Es la cuarta vez (al menos) que voy a contar a los internos de esta prisión y en el viaje he ido recordando cómo fueron las otras ocasiones. En especial la primera vez que vine aquí acompañado por Carles García Domingo, por aquel entonces todavía no habían hecho el otro centro penitenciario de la isla y este estaba masificado, sólo entrar ya resultaba sobrecogedor, por eso decidimos que en vez de repartirnos las aulas y las funciones contaríamos los dos juntos en todas las clases, y así, apoyándonos el uno en el otro, cuento a cuento, unas funciones que parecía que iban a ser desoladoras se convirtieron en una fiesta de la palabra: casi acabamos en una especie de justa cuentera tratando de contar el cuento más divertido, el más picante, el más sorprendente. Guardo un recuerdo fantástico de aquella mañana con Carles.
En otra ocasión en la que estuve aquí contando uno de los internos se acercó al terminar para agradecerme que le hubiera hecho reírse, "no sabes –me dijo– lo difícil que es reír aquí dentro".
Hoy he estado contando en el módulo ocho a un buen puñado de internos (ahora sólo hay hombres en este centro penitenciario, contar en el módulo de mujeres era bien particular). Mientras uno cuenta aquí tiene la sensación de que, al menos por unos minutos, muchos de quienes están escuchándote salen fuera de estos muros y se dan un paseo contigo por tierras de ficción, apenas montados en sencillas palabras vuelan bien lejos.
He contado en otros centros penitenciarios (tengo unas cuantas anécdotas contando en estos lugares), pero últimamente siempre que voy a contar a una prisión, sobre todo cuando hay hombres y mujeres, recuerdo este texto que escribió Pepe Maestro para el Diccionario de Narración Oral de AEDA hablando de la voz "Fiesta", aquí os lo enlazo."

El jueves por la noche estuve en el Paper Club contando junto con Virginia Imaz, Pablo Albo y Yoshi, fue estupendo y además Carlos García me hizo esta foto en la que parece que me están llegando alas verdes mientras cuento (me encantó la foto, sí).


El viernes pasamos todo el día disfrutando del XVII Maratón de los Cuentos de la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria, una fiesta que duró un montón de horas (desde las 9,30 hasta las 23,30) y en la que compartí escenario con muchos profesionales y compañeros de la palabra dicha, pero también con niños, jóvenes y adultos que disfrutan contando y escuchando cuentos.


También ese día estuve contando cuentos por teléfono (esta actividad es estupenda y se celebra a lo largo de todo el día al mismo tiempo que dura el Maratón, se llama a una línea gratuita y los narradores encargados te van contando cuentos).


Por cierto, esta foto me encanta, ella es Susana, la intérprete de signos con la que cuento habitualmente cuando participo en el Maratón, es estupenda y no hay forma de conseguir que se quede atrás, da igual contar rápido, hacer juegos de palabras, interpelarla... es, en verdad, extraordinaria.


Acabamos el día rendidos y contentos, con un buen atracón de cuentos.

El sábado por la tarde estuve en Santa Brígida contando en la biblioteca una función de cuentos y vinos. Aquí os dejo mis impresiones de ese día tomadas de mi página en Facebook: "Ayer estuve contando en Santa Brígida, una función de cuentos para adultos titulada "Este cuento vino a mí, vino a mí, vino, a mí", como podéis imaginar el espectáculo está articulado alrededor de cuentos de vino, motivo por el que la gente de la biblioteca (Rubén, Luis) se encargaron de conseguir vinos de bodegas de la zona para acompañar las historias con buenos caldos. Para la función habían preparado el patio de la biblioteca, así pues, mientras contaba, atardecía sobre nosotros y, al finalizar, la noche ya nos observaba curiosa. El espacio no era muy grande (habría unas 35 sillas dispuestas) así que conté a un grupo bien cómodo, en su mayoría parejas con ganas de escuchar cuentos, gentes curiosas, aficionados al vino (y quizás algunos que trataban de escapar de Eurovisión).
Comencé a armar esta función hace más de diez años en un verano que pasé en el pueblo trabajando duro y que sirvió de inspiración para preparar cuentos populares para contar a adultos. Como el abuelo de Mariaje había tenido un bar muchos de los cuentos que elegí eran de vino, y así fue como poco a poco la función fue fermentando, tomando cuerpo y cogiendo grados. La estrené precisamente en esta isla, en Agüimes, y desde entonces hasta hoy estos cuentos me han acompañado en muchos y muy buenos ratos.
Ayer, sin embargo, fui consciente de que en 2017 no había contado este espectáculo, por eso dediqué algo de tiempo a repasar la estructura y refrescar algún cuento (hay un cuento breve que tiene dentro otros dos cuentos breves que no suelo contarlo) y me dispuse a disfrutar de las historias como quien sabe que va a abrir y saborear una botella de esas que tiene reservada para una ocasión especial.
Quizás por eso o quizás porque el público decidió que quería pasarlo muy bien desde el primer minuto (o quizás por ambas cosas), ayer la función resultó especialmente divertida. Lo pasó bien el público, lo pasé bien yo, y juraría que los cuentos también disfrutaron de la visita. Tal vez también ayudó al buen ambiente que el paso de una a otra historia lo acompañáramos de brindis populares con los buenos caldos del país. Y para que veáis que no es cuento esto que os digo, aquí os dejo esta foto tomada al terminar la sesión.
¡Larga vida a los cuentos, al buen humor y al vino!
Ah, os dejo unos cuantos brindis de vino aquí."


El domingo pude descansar y dar un largo paseo al borde del mar.

El lunes volvimos a la tarea: por la mañana estuve contando en Valleseco a alumnado de secundaria y por la tarde en Teror, tal como avisa esta nota en prensa.


El martes po la mañana estuve contando en Maspalomas, de nuevo a chavales de 3º de ESO, aquí tenéis la breve crónica de la sesión en esta nota en la web del ayuntamiento.

foto de la nota de prensa municipal

Y aquí os dejo algunas de las reflexiones que compartí en mi muro de la página en Facebook sobre contar a jóvenes: "Hoy estuve contando en Maspalomas a un grupo de chavales de 3º de ESO. Más allá de lo importante que es contar a alumnado de secundaria (por razones evidentes: con tantos cuentos tan cercanos a sus centros de interés, con tantos protagonistas o situaciones con los que podrán identificarse, con tantas historias hermosas, divertidas, emocionantes, sorprendentes, picantonas...); más allá del valor que tiene que este grupo de chavales pueda asistir a una propuesta artística sostenida por la palabra dicha (y por tanto ir ejercitando el gusto artístico propio, pasear por tierras de tradición oral, reflexionar sobre el valor y el poderío de la expresión oral, etc.); más allá, insisto, de todos los motivos obvios (ya sean útiles o inútiles, como dice el maestro Ordine), hay una razón por la que merece la pena siempre contar a jóvenes y adolescentes: para muchos de ellos las propuestas de narración oral se limitan a cuentos contados para la infancia, sí, muchos de ellos creen (con razón en no pocas ocasiones pues nadie se ha preocupado de desmontar esa idea) que los cuentos son cosa de niños, por eso contarles cuando son adolescentes, cuando son jóvenes, es una manera de permitirles que vislumbren el vasto campo de la oralidad para adultos, de abrir la puerta a que este colectivo sepa (o sencillamente sospeche) que los cuentos van más allá de la infancia y que hay historias que son para ser contadas a jóvenes y adultos.
Contar a jóvenes es, por tanto, y además de todo lo demás, una manera de promover y consolidar público adulto para un futuro muy cercano."

Y por la tarde estuve contando en la biblioteca "Dolores Campos", una de las bibliotecas municipales de Las Palmas de Gran Canaria, para público infantil y familiar. La verdad es que también aquí lo pasamos estupendamente.

foto de Quique Curbelo

Para terminar los días de cuentos el miércoles por la mañana fui a contar al Centro Internamiento Educativo para Menores Infractores (C.I.E.M.I.) "La Montañeta", un lugar donde hay menores (y no tan menores) internados por haber cometido algún tipo de delito. Estuve contando allí casi una hora y media y fue, en verdad, una experiencia muy emocionante. Os podéis imaginar que uno va a este lugar pensando que el colectivo de chavales internados quizás no esté muy interesado por los cuentos contados, sin embargo fue empezar a contar y desde los primeros minutos hasta el final tanto chavales como educadores y resto de personal asistente estuvieron completamente entregados y disfrutando de las historias. Fue una función maravillosa, de esas que será difícil que olvide, pero sobre todo de esas que te ponen delante de los cuentos para mostrarte, una vez más, su valor, su poderío, la necesidad que tenemos de contar, de contarnos, de escuchar, de escucharnos.
Una guinda maravillosa para unos días fantásticos.
Saludos

domingo, 21 de mayo de 2017

Una estupenda noticia

Es una estupenda noticia que Editorial Panamericana haya recuperado la Historia portátil de la literatura infantil de Ana Garralón que publicó Anaya hace años (y que lleva mucho tiempo agotado), un libro utilísimo que he leído, consultado, citado y recomendado en muchas ocasiones.
Es más, esta misma editorial ha publicado también Leer y saber, otro manual de referencia sobre libros informativos para niños escrito por esta misma autora.
Dos recomendaciones que no dejaría escapar.


Saludos

sábado, 20 de mayo de 2017

Cinco años de microcuentos

En estos días he cumplido cinco años escribiendo y publicando un cuento mínimo al día, un cuento tuit diario (desde mi cuenta @pep_bruno) con el hashtag #CuentoPB. La verdad es que me encuentro bastante sorprendido por el recorrido que esta propuesta (medio desafío, medio juego) está teniendo, cinco años con un cuento al día suman 1825 cuentos (al menos, pues había días que, sobre todo al principio, publicaba más de un cuento), lo que hace una suma bien interesante de píldoras de ficción. Recuerdo que cuando comencé fue una especie de reto (para una semana, luego un mes, luego un año, luego...) y ahora es casi una costumbre, una necesidad, un paréntesis obligado, una escapada de la rutina de los días para pasear por tierras de ficción.
Al calor de estos microcuentos han ido llegando entrevistas (por ejemplo esta o esta), retos (por ejemplo este), artículos (por ejemplo este o este), curiosidades (como cuentos tuit ilustrados o cuentos tuit míos en libros de otros o cuentos tuit para acompañar una columna sobre el Maratón de Cuentos), artículos en revistas de universidad (como este)... e incluso un par de libros: Buñuelos de huracán y Cuentos mínimos.

Ilustración de Mar Villar para un cuento tuit

Podéis echar un vistazo a los CuentoPB en el buscador de Twitter (es bastante efectivo). También hago una breve selección que envío cada mes con la Hoja volandera BOLETÍN (por si os apetece suscribiros para recibirla).
Como os podéis imaginar estoy muy contento por haber llegado hasta aquí con esta lluvia de cuentos mínimos. Sospecho que mientras me siga divirtiendo, seguiré publicándolos. Tengo curiosidad por ver hasta dónde llega esta aventura.
Saludos

viernes, 19 de mayo de 2017

Microtextualidades

En este número de la revista Microtextualidades hay un artículo de Leticia Bustamante Valbuena titulado "Del relato mínimo a la narración aumentada: algunos ejemplos en el microrrelato español actual" (pp. 35-37) en el que habla de mis cuentos tuit y, con más detalle, del libro Cuentos mínimos elaborado con Goyo Rodríguez, editado por Rocío Alarcos y publicado por Anaya bajo la supervisión de Pablo Cruz.


Espero que os interese el artículo.
Saludos

jueves, 18 de mayo de 2017

Esta semana en CMM Radio

Con algo de retraso pero aquí llega el programa de esta semana en Las dos miradas de Castilla La Mancha Medios con Juan Solo. El programa de esta semana lo he tenido que hacer por teléfono al estar trabajando estos días en Gran Canaria, pero bueno, creo que se nota que igualmente lo pasamos muy bien. Allá vamos.

EL ARTÍCULO
Esta semana llevé a la emisora una entrevista que G. Ortiz Ibáñez hizo a Fernando Savater en una revista en línea llamada Le Miau Noir. En la entrevista el filósofo, profesor y periodista reflexiona sobre muchos temas (la libertad, la felicidad, la educación, la filosofía, la democracia...) con ese estilo suyo tan preclaro mediante el que logra hablar de temas complejos de forma sencilla y comprensible, como siempre, es un regalo leer a este pensador.

LA BIBLIOTECA
Nos fuimos hasta Priego (Cuenca) para visitar la biblioteca y hablar con Mila Martínez, su bibliotecaria. Con ella hablamos de la biblioteca y de cómo se acerca la biblioteca a las personas y nos contó, por ejemplo, las lecturas en voz alta con las mujeres del Centro de mayores mientras ellas hacían calceta (una historia bien emocionante). También nos recomendó dos libros:


LA VOZ INVITADA
Esta semana nos acompañó en la radio Juan Villén, narrador oral de Granada con quien hablamos de narración oral, de educación y del cuento contado como recurso instrumental. Tenéis más información sobre Juan Villén en su web. Y por supuesto, después de la charleta, nos regaló un cuentito (yo no dejaría de escuchar el audio).


Aquí os dejo el audio del programa de la semana, espero que lo disfrutéis.


Feliz semana de cuento

jueves, 11 de mayo de 2017

Unos días contando en Gran Canaria

Ya estoy en Gran Canaria donde pasaré unos días bien intensos de cuentos, qué alegría volver a esta isla a contar (si no me fallan las cuentas son 19 años viniendo a contar a Gran Canaria y participando en alguna de las propuestas de sus "Días de cuento").
El programa de estos días comenzará hoy 11 de mayo por la noche con la sugerente propuesta de Tómate un cuento, en la que tres narradores y una narradora compartiremos escenario y contaremos cuentos,


continuará con el Maratón de los cuentos de la Biblioteca Insular del Cabildo durante todo el viernes 12, 


y seguirá a lo largo de los siguientes días contando en diversos municipios y lugares de la isla, tenéis el programa completo de mis sesiones en este enlace.
Si andas cerca será un placer contarte.
Saludos

miércoles, 10 de mayo de 2017

Esta semana en CMM Radio

El pasado lunes, como todos los lunes, estuve con Juan Solo en "Las dos miradas", el programa de radio de Castilla La Mancha Media, para hablar de un artículo, libros y cuentos. Nos acompañaron además una bibliotecaria y una narradora. Aquí os lo cuento todo.

EL ARTÍCULO
Esta semana traje a la radio un artículo de Antonio Muñoz Molina en Babelia de ElPaís titulado "Quieren tradición" y en el que habla sobre las tradiciones las que nos acompañan y las que no (y, concretamente, las ilustradas, las que nos hacen más críticos, más demócratas). Un artículo muy interesante cuya lectura os recomiendo.

LA BIBLIOTECA
Nos acompañó el lunes Ana Carrasco, bibliotecaria de Argamasilla de Alba (Ciudad Real), quien nos habló de la biblioteca y de algunas actividades que realiza con centros educativos del lugar, actividades como "Conociendo a los clásicos" con primaria o los concursos de microrrelatos (¡y nanorrelatos!) con secundaria, una vez más nos encontramos con una biblioteca que dinamiza a todo el municipio, qué bien. Además Ana nos recomendó estas lecturas para la semana:



LA VOZ INVITADA
Esta semana contamos con Eva Andújar, narradora valenciana, con quien hablamos de cuentos contados y de algunas cuestiones relacionadas como los cuentos en el ámbito del ocio y tiempo libre, los cuentos preparados en función de los contextos y los lugares donde se cuenta (un tema bien interesante, por cierto),  la versatilidad (hasta cierto punto) del cuento contado... una conversación bien interesante (que os recomiendo que escuchéis, claro). Podéis buscar más información sobre esta narradora en su web o en su Facebook. Nos contó además un cuento tradicional sobre brujas, una delicia.


Aquí os dejo el audio del programa, no dejéis de escucharlo.


Feliz semana de cuento

lunes, 8 de mayo de 2017

Un monstruo en Peonza

Acabo de recibir el n.º 120 de Peonza (abril de 2017), la revista de literatura infantil y juvenil que publica el equipo Peonza (Cantabria) y en la que se incluye una reseña de Un monstruo, uno de mis libros, con ilustraciones de Leire Salaberria y publicado por editorial Alba.
Aquí os la dejo:


Saludos

miércoles, 3 de mayo de 2017

4as Jornadas de Bibliotecas de Extremadura

Mañana jueves se celebrarán las cuartas Jornadas de Bibliotecas de Extremadura, será un día bien intenso (echa un vistazo al programa y verás que no podrá ser de otra manera) pleno de reflexiones, experiencias, propuestas... Tengo el honor de clausurar la jornada, así que si andas cerca, allí nos vemos.


Saludos

martes, 2 de mayo de 2017

Esta semana en CMM radio

Ayer fue lunes (¡y festivo!) y, como todos los lunes, estuve en "Las dos miradas", el programa de radio de Castilla La Mancha Medios, con Juan Solo para hablar de un artículo, libros y cuentos. Contamos además, como es habitual, con dos invitadas. Pero vayamos al lío.

EL ARTÍCULO
Esta semana traje a la radio un artículo de Carlos Mayoral publicado en ElEspañolCom en el que habla del derribo tenaz y consciente que desde las administraciones del PP se está haciendo de la literatura y las humanidades en el ámbito educativo. El artículo es muy interesante y os lo recomiendo encarecidamente, se titula: "Cervantes ya no es una opción: el PP aniquila la literatura del bachillerato". No dejéis de leerlo.

LA BIBLIOTECA
Nos acompañó esta semana Cristina García, bibliotecaria de la biblioteca de Carranque, con quien hablamos de su biblioteca y de cómo se suma a las actividades y distintas celebraciones que en días señalados realiza el municipio. Además nos recomendó dos libros para disfrutar de buena lectura esta semana:

LA VOZ INVITADA
Esta semana nos acompañó Dorleta Kortazar, narradora del País Vasco con la que hablamos de cuestiones relacionadas con la narración oral (como es habitual), pero con la que también indagamos sobre cómo es esto de empezar a contar cuentos y tratar de vivir de ello. También aprovechamos la ocasión para preguntar sobre contar en dos lenguas y otros asuntos bien interesantes. Tienes más información de Dorleta en su cuenta en Facebook o en Twitter. Ah, y por supuesto, antes de terminar, nos regaló un cuento contado, una versión de La aventura de Cecilia y el dragón de Lawrence Schimel, escúchalo en el audio.


Aquí os dejo el audio del programa de ayer.


Feliz semana de cuento

sábado, 29 de abril de 2017

Contar en Rabat (y IV)

Esta mañana aproveché para dar un largo paseo hasta Chellah, la necrópolis árabe del siglo XIV hecha junto a los restos de Sala, una ciudad romana del siglo I AdC. Impresiona la acumulación de restos e historia en tan poco espacio.
Aquí os dejo unas cuantas fotos, primero de las ruinas romanas (viviendas, zona de tiendas, restos de columnas, base del arco del triunfo, etc.) y después de la necrópolis árabe.
En la necrópolis hay una mezquita y una madrasa, el minarete conserva restos de azulejería (muy bella, por cierto) y en la necrópolis está la tumba de Abu al Hassan, el sultán negro, de las tribus benimerines (cuyos dominios llegaron hasta la Península Ibérica), su mujer y su hijo.
También hay un cuidado jardín con más de 80 tipos de plantas en el lugar. La verdad es que me encantó el paseo, además fui pronto y llegué justo antes de la marabunta de turistas.

Entrada a la Chellah.

A la izquierda las ruinas romanas y a la derecha las ruinas árabes.



Restos romanos y al fondo las murallas árabes.


Restos de la ciudad romana.


En la entrada a la parte árabe. Por esa puerta se entra en la madrasa (escuela de estudios del Corán). Al fondo el minarete.


Detalle de la madrasa, con el estanque y los cuartos de los estudiantes.


Detalle de la tumba de Abu al Hassan, su mujer y su hijo.


Tras disfrutar de la Chellah fui a ver el Palacio Real, que es algo así como una ciudad dentro de la ciudad, ostentosa y con la residencia del rey actual rodeada de una gran explanada y jardines muy cuidados. Me ha llamado la atención justamente eso: del laberinto abigarrado del pueblo en la medina al espacio vacío del palacio real. Dos mundos. No hice fotos en el palacio.
Después fui en busca de unas postales y unos sellos, esto siempre me acaba ocupando mucho tiempo porque cuando encuentras postales no encuentras sellos, y cuando por fin tienes todo no encuentras buzones. En fin, en medio de esta búsqueda me topé con una librería estupenda (pura serendipia) y pasé un rato curioseando libros álbum y, obviamente, acabé comprando alguno.
Ya estoy preparando mi equipaje para volver a casa. Qué alegría volver (sobre todo por abrazar a los míos) y, al mismo tiempo, qué tristeza partir.
Y aquí terminan estas crónicas.
Saludos

viernes, 28 de abril de 2017

Contar en Rabat (III)

Hoy terminé de contar en el Colegio Español de Rabat, han sido unos días bien intensos de cuento. La primera de las fotos que os incluyo es de la pizarra de una de las clases en las que he contado, ejercicios de árabe, qué belleza tienen esas grafías cuyo significado desconozco por completo: viajar por aquí es estar ciego ante la cartelería (salvo en los textos que están en francés, claro). Por cierto, hoy tenía una hora libre y estuve en una clase hablando con niños y niñas sobre los cuentos que les contaban en casa, en este grupito se contaba ya poco (ay, con la rica tradición que hay en África), pero una niña a la que cuenta su tía (que vive en las montañas) se animó a contarnos un cuento y me quedé muy impresionado, una versión de Hansel y Gretel con cinco hermanas y una serie de tramas complejas en su estructura... se me hacía la boca agua pensando en las cosas que se podrían hacer por aquí .


Como es viernes hoy toca cuscús, así que fuimos a comer un buen cuscús (delicioso, de verdad) con esa especie de yogur agrio que no es que me haya sabido especialmente bien pero que dispara la salivación y hace que el cuscús se disfrute mucho.


Más tarde paseo por la calle: la foto de la gente en corro es justo delante del Parlamento del país, y no es que se estén manifestando, es que había un músico callejero. Esta es nuestra cultura mediterránea, pura vida en la calle.


Más paseo (y una foto de una mezquita al atardecer). Muchas de estas torres de las mezquitas me recuerdan a otras torres similares que hay en España, qué cerca estamos de Marruecos y de la cultura árabe, cuánto compartimos.


Después concierto en la Villa des Arts con Lola y Marta, profesoras del Colegio, y Rolando, consorte de Lola, y, ¡por fin!, una cervecita.




Mañana me dará tiempo a dar un último paseo antes de subir al avión, esta ciudad me tiene enamorado.
Mañana más.
Saludos

jueves, 27 de abril de 2017

Contar en Rabat (II)

Esta mañana volví al Colegio Español de Rabat para contar a los niños y niñas de Educación Infantil, ha sido una de esas mañanas estupendas, tres funciones deliciosas con niños ávidos de historias, atentísimos, disfrutando (ellos, las profes, yo) de cada función. Creo también que ha sido la primera vez que he contado en una azotea, ha sido el mejor espacio que hemos encontrado en el edificio de Educación Infantil ¡y con unas vistas inmejorables! (varias torres de mezquitas y las torres de la catedral, la medina... Rabat entero a nuestro alrededor).


Después me fui a comer a Yamal Al Sham, un restaurante en el que he probado un humus del tipo "madredelamorhermoso", para chuparse los dedos. (Por cierto, echo de menos un vinito en las comidas, o una cervecita cuando aprieta el calor, ains).
Tras la comida me perdí por la medina: esta ciudad es para perderse, exactamente para eso, para dejarse llevar y sumergirse en su laberinto hermoso y caótico. 


En el paseo pude escuchar al almuecín llamar a la oración (y me asomé a la mezquita que abría sus puertas, podéis ver una discreta foto); pude embriagarme por sus olores (nuevos, intensos, sutiles... y también algunos desagradables); y, sobre todo, pude caminar por sus callejas, demorarme en sus puestos, mirar a viejos sentados, a niños jugando descalzos al fútbol, a hombres meando contra las venerables tapias de la muralla, a mujeres conversando y riendo, a parejas de enamorados, a vendedores incansables, a puestos abigarrados e incapaces de albergar un centímetro de vacío, a hombres solitarios tomando té... 


El paseo terminó en la Torre Hassan, hermana de la Giralda de Sevilla, los restos de un intento en el siglo XII de hacer la mezquita más grande del mundo. Un lugar hermoso, fatigado, tranquilo, y de sorprendente ligereza. El punto final para un día maravilloso.




Y una última imagen de la Torre Hassan al atardecer. Qué lugar tan hermoso.



Mañana más.
Saludos

miércoles, 26 de abril de 2017

Contar en Rabat (I)

Ayer por la noche llegué a Rabat (Marruecos) para contar al alumnado del Colegio Español en Rabat (desde Educación Infantil hasta Secundaria) y, seguramente, para callejear un rato por la ciudad. Es la primera vez que vengo a Marruecos y no sabéis las ganas que tengo de dejarme atrapar por este lugar.


El viaje fue tranquilo y disfrutamos de un hermoso atardecer entre nubes, uno de esos regalos que te hacen los días. Tras llegar al aeropuerto y dejar las cosas en el apartamento me llevaron a dar un paseíto por la zona para cenar algo, todo rápido que al día siguiente tenía mucha tarea en el colegio.
El Colegio Español en Rabat es luminoso, cuando entras por el patio sí tienes esa sensación de estar fuera, pero en cuanto pasas a las aulas esto cambia y uno se siente muy como en casa.


Esta es la biblioteca en la que he contado esta mañana, y en la que contaré el viernes al resto de alumnos de Primaria, mañana no iré porque Educación Infantil está en otro edificio.


Los chavales tienen un nivel de castellano estupendo (habrá que ver mañana a los pequeños), pensad que aquí las lenguas maternas son árabe y francés y el español no es una lengua que se conozca ni se utilice en el día a día. Es más, la variedad de árabe que se habla aquí es distinta al árabe koiné (si se me permite), así que los alumnos de este colegio estudian y conocen cuatro lenguas: francés, árabe de Marruecos, árabe y español. Una pasada.
Los cuentos han funcionado muy bien, sólo hay una diferencia señalable con respecto a los chavales de allá: ¡aquí se habla mucho!, no es que estén pensando en sus cosas y se pongan a hablar de ellas, es que la manera "natural" de atender implica comentar, compartir con el de al lado, señalar lo que te divierte... esto ralentiza la narración (y también la enriquece, todo hay que decirlo) y me obliga a restringir mucho la participación para lograr que la atención no se despiste en cada parada. Son de esas funciones en las que trabajas a fondo para encarrilar a los chavales, para que sean ellos quienes comprendan que callados van a disfrutar más; cuesta, sí, pero se consigue (al menos hoy he salido muy satisfecho porque así ha sido. Satisfecho y cansado, eh).
Después de contar estuve en Infantil para preparar el espacio de mañana y luego me fui con Tamara, la profesora que ha organizado la actividad, a la Medina, estuvimos dando un paseo y comimos en un puesto callejero. Aquí os dejo algunas fotos del paseo (y de la comida, de ese mediobocadillo hecho a mano in situ).
Callejeando por la medina.


Si gustáis...


En la fortaleza de los Umeya, en la desembocadura del río en el mar, justo la frontera natural que separa Rabat de Sale.


Ay, una puerta.


Mañana más.
Saludos

martes, 25 de abril de 2017

Esta semana en CMM Radio

Esta semana en "Las dos miradas", el programa de radio de Castilla La Mancha Media con Juan Solo, hablamos de libros, especialmente de libros, porque el pasado domingo fue 23 de abril y celebramos el Día del Libro. Nos saltamos algunas de las recomendaciones habituales del programa: no hubo artículo y perdonamos la invitación a una bibliotecaria (que bastante liadas están en estas fechas), aunque no nos quedamos sin nuestro cuento contado, eh. Vamos al lío.

LIBROS
Como celebración del Día del libro esta semana en la radio recomendé seis libros estupendos elegidos entre mis últimas lecturas.

El primero de ellos fue Leer, de André Kertész, con prólogo de Alberto Manguel y publicado al alimón por las editoriales Periférica y Errata Naturae, un fabuloso libro de fotografías de libros y lectores realizado a lo largo de 50 años por un fotógrafo estupendo. Hablo de este libro con más detalle aquí.


Para continuar hablé de un libro titulado Leer el mundo. Experiencias actuales de transmisión cultural, escrito por  Michèle Petit, traducido por Vera Waksman y publicado por la editorial FCE. Este es el libro que estoy leyendo actualmente, una absoluta delicia, no sólo por lo que cuenta sino por cómo lo cuenta. Más adelante incluiré en este blog una nota de lectura más detallada.


El tercer libro de la mochila fue Hasta (casi) 50 nombres, un delicioso juego literario escrito por Daniel Nesquens que ha publicado la editorial Anaya. Este libro me ha tenido enamorado un buen puñado de días y cuenta con una nota de lectura más completa en el blog.


Traje también un par de libros álbum, los dos reediciones. El primero de ellos es una absoluta joyita: Si yo fuera mayor... escrito por Éva Janikovszky e ilustrado por László Réber y publicado por la editorial Siloria. Un libro delicioso delicioso que comento en este post. Un tesorillo.


El segundo libro álbum es otro cuento fantástico: Un beso para Osito, un clásico de Else Holmelund Minarik ilustrado por Sendak. La traducción es de María Puncel y la edición, muy muy cuidada, es de  Kalandraka. Insisto: uno de esos libros que es un regalo contar, leer, compartir... Hablo aquí de este libro.


Y para terminar recomendé un particular libro informativo: Bestiario de Adrienne Barman, traducido por Carlos Prada, que ha publicado Libros del Zorro Rojo. Un libro que me tiene enamorado y del que escribí una nota de lectura aquí.


LA VOZ INVITADA
Esta semana nos acompañó en la radio Yoshi, narrador japonés afincado en Barcelona que lleva unos veinte años contando por toda España y por muchos países de Iberoamérica. Hablamos con él sobre narración oral:sobre los rakugoka y la tradición de contar en Japón, sobre su propia relación con los cuentos contados, sobre su propio proceso de hallazgo de voz narradora (y el vestuario, y las sensibilidades distintas a la hora de contar en Japón o en España...), en fin, como podéis imaginar, fue una larga y amena conversación con este estupendo narrador. Tienes más información sobre Yoshi en su perfil de Facebook. Ah, y por supuesto Yoshi nos contó un cuento delicioso, un puro viaje al sur del Japón a través de las palabras que trenzaban su historia.


Aquí os dejo el audio. Insisto, no os lo perdáis.


Feliz semana de cuento