miércoles, 7 de diciembre de 2016

Monster

Hace unas semanas invitamos a Melque Lator a "Las dos miradas" para que nos hablara de la biblioteca "José Hierro" de Talavera de la Reina y para que nos recomendara libros. Entre sus recomendaciones estaba Monster, un cómic de Naoki Urasawa, traducido por Marc Bernabé y publicado por Planeta deAgostini en nueve volúmenes (ahí es nada).


He pasado unos cuantos días enganchado a la historia que comienza cuando el doctor Tenma salva de la muerte a un niño que ha recibido un balazo en la cabeza. Este hecho se convierte en el desencadenante de una serie de trágicos sucesos que obligan al doctor a huir y a buscar la verdad de una compleja y oscura historia. La trama se desarrolla a lo largo de los nueve volúmenes y en ella se suceden los personajes (ya sean protagonistas: Anna, Johan, Lunge, Eva..., ya sean secundarios o protagonistas de subtramas), los lugares (como el orfanato 511, la mansión de las rosas...) y los hechos (del presente o del pasado) que van aportando datos a la historia.
Una de las cuestiones que más me ha llamado la atención es el papel tan importante que juegan los cuentos infantiles (escritos y luego leídos en voz alta) y las "sesiones de lectura", de hecho el autor de esos cuentos es una de las piezas claves para la resolución de la historia.
Hacía mucho que no quedaba tan enredado en una historia de cómic manga (lo de leer los libros al revés tiene su aquel).
Si queréis daros una buena panzada de manga y dejaros enredar por una trama compleja (y apasionante) os animo a que echéis un vistazo a estos libros.
Saludos

martes, 6 de diciembre de 2016

Ayer en Radio Castilla La Mancha

Ayer fue lunes y, como todos los lunes, fui a Castilla La Mancha Medios, al programa de radio "Las dos miradas", con Juan Solo, para hablar de libros, cuentos y más, mucho más. Todo ello acompañados de dos estupendos invitados. Vayamos al lío.

EL ARTÍCULO
En esta ocasión no traje un artículo, traje un vídeo de una conferencia impartida por Eduardo Mendoza (flamante Premio Cervantes) en marzo de este año en Puerto Rico. El vídeo dura algo más de media hora y toca temas muy interesantes: (animación a la) lectura, (talleres de) escritura y, sobre todo, (necesidad de las) humanidades; todo ello con el humor y el oficio que caracterizan a este escritor estupendo. Dejo aquí debajo el vídeo, pero si no lo veis bien podéis ir a este enlace.


LA BIBLIOTECA
En esta ocasión invitamos a Juan José Alfaro, bibliotecario de Villar de Olalla (Cuenca) con quien estuvimos hablando de su biblioteca y de las propuestas teatrales que llevan años haciendo con los chavales del municipio, una verdadera delicia.
Además nos recomendó estos dos libros:


EL CUENTISTA
Nos acompañó también el narrador sevillano Filiberto Chamorro, con el que hablamos sobre el oficio de contar y la interesante experiencia que están llevando a cabo en Andalucía las gentes de la narración que se están organizando en un Gremio para dignificar las condiciones de trabajo y sumar empeños para la mejora del colectivo. Luego nos contó un estupendo cuento tradicional (que tenéis en el audio). Tienes más información sobre este narrador de historias en su web.


Aquí tenéis el audio del programa. Yo no me lo perdería.


Feliz semana de cuento

viernes, 2 de diciembre de 2016

Contar en el Harlem Jazz Club

Hace una semana estuve contando cuentos para adultos en el Harlem Jazz Club de Barcelona. El Harlem es, junto con el Café La Luna (de Logroño), uno de los espacios más veteranos (en el ámbito privado) en los que se programan cuentos para adultos en España. Ambos lugares llevan más de veinte años alimentando (y alimentándose de) la palabra dicha.
Hay otros lugares que aparecen y desaparecen, o que vuelven de vez en cuando, o incluso espacios privados en los que se cuenta también desde hace muchos años pero en los que no se cuida ni el espacio ni al narrador (y no hablo sólo de caché). Pero ninguno es como el Harlem o como La Luna.
Piénsenlo, tiene mucho mérito. El Harlem Jazz Club está en Barcelona, una ciudad con una gran oferta cultural (de todo tipo y calibre), y aun así en este lugar desde hace veinte años se cuentan cuentos para adultos todas las semanas (¡todas las semanas!). Y por si no se han dado cuenta les recuerdo que esto de los cuentos contados para adultos sigue siendo una propuesta artística poco conocida que, además, no suele proliferar en espacios privados (y con condiciones dignas, insisto, porque contar gratis o por cuatro duros, eso lo puede programar cualquiera). Pero en el Harlem ocurre: hay una programación estable, un espacio estupendo para contar, un público con ganas de cuentos y unas condiciones dignas para trabajar. ¿Cómo es esto posible? Pues esto es posible porque detrás de este empeño, de esta labor encomiable, hay una persona que cree en ello: Martha Escudero, puro corazón, pura resistencia, puro tesón.
Es un regalo para nuestro oficio contar con espacios como el Harlem Jazz Club, un absoluto lujo y un gran privilegio. Por eso nosotros, como narradores y también como público, hemos de poner de nuestra parte. Cuidemos estos espacios, ojo, y no me refiero sólo cuando vayamos a contar, que doy por hecho que llevaremos siempre un repertorio de calidad (aquí y en cualquier otro lugar: nos va en ello el pan), sino que  hablo de ir, de asistir tantas cuantas veces podamos para escuchar cuentos: disfrutemos con las historias que otros han preparado para nosotros (y aprendamos con ello: ¿acaso hay alguna manera mejor de aprender a contar que escuchando a otros cuentistas?), invitemos a amigos y compañeros, mostremos cómo es nuestro oficio, qué ofrece, qué diverso es, cómo emociona, cómo nos hace disfrutar, cómo hace vibrar nuestros corazones.
Hagamos público, ya sea difundiendo la programación, ya sea yendo o invitando a ir, ya sea... como sea, pero hagamos público, porque los cuentos, sin público, sencillamente no son.
Gracias Martha por estos 20 años de palabra dicha en el Harlem. Gracias.
A por otros 20 más.

Foto de la cuenta en Twitter de AninCat
Saludos

jueves, 1 de diciembre de 2016

Un hoyo es para escarbar

Ayer me traje de la librería Un hoyo es para escarbar, el libro (ya clásico) escrito por Ruth Krauss e ilustrado por Maurice Sendak que fue publicado en 1952 y que ha incorporado recientemente a su catálogo la editorial Kalandraka con traducción de Miguel Azaola.


Antes de dejarse enredar por este libro, con solo abrirlo y hojearlo, se percibe el cuidado con el que se ha hecho: las calidades de la cubierta, el tipo y gramaje de papel, la tipografía... Luego uno empieza a leer el libro y a disfrutar de las ilustraciones y se da cuenta de que uno no puede dejar de amar este libro y de querer hacerlo de la mejor manera posible.
Un hoyo es para escarbar tiene el subtítulo de Un primer libro de primeras definiciones, y es exactamente eso: las cosas cercanas a los niños y niñas desde la propia mirada de estos, definiciones que los niños y niñas sentirán muy cercanas (y sensatas y lógicas y divertidas...). El libro contiene un buen puñado de "definiciones" de cosas tan importantes como los hoyos, la hierba, los perros, las manos, las narices, las orejas, los dedos de los pies... todas ellas ilustradas magistralmente (y a veces agrupadas en esas ilustraciones) por Sendak.
Los textos y las ilustraciones son hermosos, divertidos y tienen una alegría de cascabeles. En muchos casos son una invitación a re-mirar el mundo, a extrañarlo, a verlo con la mirada nueva de la infancia, a descubrir lo que se esconde detrás de las cosas. Uno lee este libro y tiene ganas de meter los dedos en tierra húmeda, de oler la hierba recién cortada, de subir una montaña... y, sobre todo, de volver a leer y releer el libro, porque, como bien dice su autora: "Un libro es para mirarlo".
Una lectura maravillosa, un libro que os recomiendo encarecidamente.
Saludos

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Hoja volandera BOLETÍN dic16

Hola a todos y todas, ya tenéis en la web la Hoja volandera BOLETÍN de diciembre de 2016 con contenidos bien variados que incluyen la agenda de cuentos del mes y tres cuentitos breves. Podéis verla aquí.

[fotografía de Alfonso]

Saludos

martes, 29 de noviembre de 2016

Ayer en Radio Castilla La Mancha

Ayer fue lunes y, como todos los lunes, pasé por la emisora de Radio Castilla La Mancha para participar en el programa "Las dos miradas", con Juan Solo, recomendando un artículo, libros y cuentos. Contamos también, como es habitual, con dos invitadas estupendas. Aquí os dejo los enlaces, el audio y todos los contenidos.

EL ARTÍCULO
El pasado viernes fue 25 de noviembre, un día para recordarnos (como todos los días) que debemos seguir empeñados en terminar con la violencia contra las mujeres, por eso llevé a la radio este artículo de Miguel Lorente publicado en ElDiarioEs en el que propone hace una propuesta para afrontar de una vez por todas el problema de la violencia estructural contra las mujeres. El artículo, muy interesante, se titula: "Pacto de Estado, sí... pero contra el machismo". No dejéis de leerlo.

LA BIBLIOTECA
Ayer nos acompañó Ana María Ventosa Beatty, bibliotecaria de Casas de Juan Núñez, con ella hablamos sobre las bibliotecas en los pueblos más pequeños y nos dijo, entro otras cosas, una frase que no hemos de olvidar: hay que ir a la biblioteca porque siempre está sucediendo algo, siempre se está montando algo de interés. Además nos recomendó dos libros para disfrutar:

LA NARRADORA
También nos acompañó Maider Galarza, una narradora del País Vasco que está enganchada a las historias y con la que estuvimos hablando sobre el oficio de contar y otras cuestiones tan interesantes como contar en dos lenguas. Además luego nos contó un cuentecito estupendo (una versión de Debajo de la cama, de Paul Bright y Ben Cort, en Beascoa). Tenéis más información sobre esta narradora en su web y en su blog.


Aquí tenéis el audio del programa de ayer, ojalá os resulte de interés.


Feliz semana de cuento

lunes, 28 de noviembre de 2016

Contar en un carro

El domingo estuve contando en Gallecs (Barcelona); es el tercer año consecutivo que voy a una de sus Firas para contar cuentos. Es una delicia este proyecto algo loco y muy hermoso que han soñado y puesto en pie allí: ferias en las que se promocionan los productos locales, pensadas para familias y gente interesada y en las que se cuidan hasta los detalles más pequeños. Y también ferias en las que los cuentos contados ocupan un espacio importante.
Es muy interesante esta relación que se establece allí entre el campo y sus productos (cuidados con mimo surco a surco) y la palabra dicha, aflora en aquel lugar la natural vinculación entre la tierra y los cuentos contados. Y eso que no es fácil contar en campo abierto y menos si al mismo tiempo se celebra una feria en la que hay puestos, tiendas y muchas otras actividades, sin embargo, como ya he dicho, allí se cuidan todos los detalles y se acomodan sin problemas los cuentos. Y de alguna manera la palabra recupera espacios que siempre fueron suyos: al cobijo de la arboleda, en un recodo junto a la tapia de una vieja iglesia, a la entrada de la antigua masía, al calor de la lumbre... Todo, insisto, hecho con mimo, con cuidado y bajo la supervisión de una querida amiga y narradora, Mon Mas.


Este año quisieron rizar el rizo y nos propusieron a varios narradores (Noemí Caballer, Yoshi y yo) que contáramos en carros tirados por mulas mientras hacían un breve recorrido por la zona. La propuesta, de inicio, parecía algo loca (e incluso uno podía imaginarse un montón de problemas: espacio reducido e incómodo, muchas distracciones contra el cuento, etc.). Sin embargo fue subir al carro y disfrutar de un viaje a favor del cuento desde el primer momento, ¿cómo fue esto? Creo que hay algunas cuestiones interesantes para reflexionar sobre ello.


En primer lugar el cuento precisa de alguien que quiera contarlo y de alguien que quiera escucharlo. Esa voluntad de escucha es imprescindible para que el cuento contado pueda ser, pues sólo esa voluntad de escucha permite que se cree (incluso en las condiciones más adversas) un espacio de intimidad entre contador y escuchador que habilite la palabra dicha. Y desde luego quienes subían a los carros sabían que iban a escuchar cuentos, es más, querían escucharlos.


El cuento contado se nutre del contexto, y el contexto en esta ocasión era bien especial: ¡estábamos dando un paseo en carro tirado por mulas! Sólo esto ya era motivo de alegría para los pequeños (y los mayores también), y esta alegría era una invitación al disfrute. Y los cuentos de esto saben mucho (de hacernos disfrutar, digo). El contexto era también una invitación al juego (hubo interacción entre los dos carros, por ejemplo, conversación con los muleros, bromas de un narrador a otro...).




Creo también que el hermoso paisaje, el día asoleado, etc., eran una invitación para el paseo y la palabra. Ah, y un detalle muy importante, los recorridos en carro duraban unos 15-20 minutos. No daba tiempo a hartarse de cuentos.


Una cuestión importante fue la selección de los cuentos. En mi caso en el primer viaje conté un par de cuentos bien distintos y me sirvió para decidir qué tipo de textos tenía que contar. En total, en los cinco viajes que hicimos conté: un cuento las cinco veces, otro cuento cuatro veces, otros dos tres veces y uno una sola vez. Ese que conté una sola vez lo conté al principio (junto con el que conté cinco veces), ambos me dieron la pauta del tipo de cuentos que debía contar: breves, que invitaran a participar, incluso con apoyo de ilustración para ayudar a fijar la atención.


Ocurrió además que mientras la gente estaba esperando hubo un grupo de narradores que echaron una mano y se pusieron a contar cuentos (Mon Mas, Pep DuránSherezade BardajíMartha EscuderoGonzalo Castellanos...). Este público que venía ya contado subía al carro con una disposición perfecta para escuchar cuentos (habían escuchado alguno para ir abriendo el apetito y el paseo en carro era un fin de fiesta de cuento estupendo para ellos). Así resultaba mucho más fácil contar.




Y tras los paseos en carro hubo una despedida con algunos cuentos más en el corazón de la Fira. La guinda del pastel.



Un día maravilloso que disfruté de lo lindo. Una fiesta.
Las fotos son de Mariaje, Mon, Gonzalo y Alfonso. Gracias.
Saludos

jueves, 24 de noviembre de 2016

Verne y la vida secreta de las mujeres planta

Acabo de leer Verne y la vida secreta de las mujeres planta, la nueva novela de Ledicia Costas (Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2015) que fue merecedora del Premio Lazarillo en 2015 y que acaba de ser publicada por la editorial Anaya.


Melisa es una mujer planta (una estirpe secreta de mujeres que ha sobrevivido a lo largo de generaciones) y se encuentra en pleno proceso de cambio, su marido (y sabio farmacéutico) Philipot y su nieta Violeta asisten a esta metamorfosis sin saber muy bien cómo hacer para ayudar a Melisa y, sobre todo, qué hacer para que todo acabe bien: los días van pasando y Melisa parece estar cada vez peor. Sin embargo la llegada a Vigo del famoso escritor Jules Verne y de su fiel grumete Pierre, y la amistad de Verne con el industrial Sanjurjo, propiciarán que los acontecimientos sufran un giro inesperado.
Esta novela nos lleva directamente al lugar de la estantería donde guardamos las viejas buenas novelas de aventuras (con mundos fantásticos y protagonistas aventureros) para mí éste sería motivo suficiente para recomendar Verne y la vida secreta de las mujeres planta, pero hay más razones: el libro está escrito con un estilo delicioso; cuenta con unos personajes bien memorables (el propio Verne y las mujeres planta: Melisa, Azucena y Violeta, entre otros); la historia está tramada de manera que  logra que la lectura se precipite, ¡uno no quiere dejar de saber qué va a pasar!
Un elemento más (para mí muy relevante) a favor de este libro es la poderosa imagen de las mujeres planta y su carga simbólica personificado, perfectamente, en Azucena. Las reflexiones sobre si la mujer planta puede o no llegar adonde debe sola o si precisa o no de un guardián que la proteja, que le ayude o que, quizás en el fondo, esté entorpeciendo su propio camino, abren un interesante plano de reflexión tras la lectura de la novela.
En suma, un libro que me ha gustado mucho, que he disfrutado mucho y que os recomiendo.
Saludos

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Doris Lessing y los narradores de cuentos

Traigo al blog una cita de Doris Lessing escritora y merecedora del Nobel de Literatura en 2007. En su discurso de recepción del premio habló de los cuentos contados y de los narradores orales.


La cita se encuentra  al final del discurso (que puedes leer aquí completo), concretamente en estos párrafos:

"Poseemos una herencia de idiomas, poemas, cuentos, relatos que jamás se agotará. Podemos disponer de ella, siempre.
Tenemos un legado de cuentos, relatos de los antiguos narradores, algunos cuyos nombres conocemos y otros no. Los narradores retroceden más y más en el tiempo hasta un claro del bosque donde arde una enorme hoguera y los antiguos chamanes bailan y cantan, porque nuestro patrimonio de cuentos se originó en el fuego, la magia, el mundo de los espíritus. Y es allí donde permanece, hasta el presente.
Si consultamos a algún narrador moderno, nos dirá que siempre existe un momento de contacto con el fuego, con aquello que nos gusta llamar inspiración y que se remonta al pasado remoto hasta el origen de nuestra raza, al fuego, al hielo y a los fuertes vientos que nos dieron forma y que conformaron nuestro mundo.
El narrador vive dentro de todos nosotros. El creador de historias siempre va con nosotros. Supongamos que nuestro mundo padeciera una guerra, los horrores que todos podemos imaginar con facilidad. Supongamos que las inundaciones anegaran nuestras ciudades, que el nivel de los mares se elevara…, el narrador sobrevivirá, porque nuestra imaginación nos determina, nos sustenta, nos crea: para bien o para mal y para siempre. Nuestros cuentos, el narrador, nos recrearán cuando estemos desgarrados, heridos, e incluso destruidos. El narrador, el creador de sueños, el inventor de mitos es nuestro fénix, nuestra mejor expresión, cuando nuestra creatividad alcanza su punto máximo."

Saludos

martes, 22 de noviembre de 2016

Ayer en Radio Castilla La Mancha

Ayer fue lunes y, como todos los lunes, pasé por "Las dos miradas", el programa de Castilla La Mancha Medios con Juan Solo, para recomendar un artículo y hablar de libros y cuentos. Un lunes más nos acompañaron dos invitados estupendos. Pero vayamos al lío.

EL ARTÍCULO

Llevé a la emisora este artículo de Javier Benegas y Juan M. Blanco titulado "¿Y si Clint Eastwood tuviera razón? Hacia una sociedad adolescente" y publicado en VozPópuli. El resaltado inicial ya nos da la pista sobre qué versa este interesantísimo texto que os recomiendo: "El irresistible avance de la corrección política es una señal muy potente que nos advierte de la infantilización de la sociedad occidental, reflejada con pavorosa nitidez en su universidad, de donde precisamente proviene". Lo políticamente correcto y el avance de la ignorancia. Leedlo.

LA BIBLIOTECA
Nuestro primer invitado fue Álvaro Pérez, bibliotecario de Yebes-Valdeluz, nos habló de su biblioteca (tan viva), de las actividades que no cesan y de los reconocimientos que ha recibido en estas últimas semanas: bibliotecario del año en Castilla La Mancha y lote de libros en esta edición del María Moliner. Además, claro está, nos recomendó dos libros.

EL CUENTISTA
Nos acompañó también José Manuel Garzón, actor, director teatral, narrador oral y uno de los protagonistas de la eclosión del oficio de contar en la década de los noventa del pasado siglo (en el audio explicamos cómo fue); puedes seguir su actividad en a través del Facebook de La Nona Teatro. Nos contó una personal versión de un cuento de Eduardo Galeano.


Y aquí tenéis el audio del programa de ayer, ojalá os resulte de interés.


Feliz semana de cuento